in

Abandono total a templo antiguo

Lo que fue el interior de la capilla de la Placita San Antonio

Capilla de Peto es lienzo de grafitos y tiradero ilegal

Comunidades

PETO.— En el abandono y convertida en basurero y centro de encuentro de malvivientes, así está la capilla de la Placita San Antonio, cuyas ruinas han sido grafiteadas ante la indiferencia de las autoridades correspondientes.

El antiguo edificio religiosa de la época colonial es usado como basurero clandestino y sus paredes sirven como lienzo de vándalos, quienes pintan su nombre para marcarlo como parte de su “territorio”.

El lugar está abandonado, por las noches los jovenzuelos se reúnen a ingerir alcohol y a drogarse en el lugar y es cuando aprovechan para hacer sus desmanes.

La capilla es uno de los edificios más antiguos de la población y forma parte importante de la historia de la comunidad.— Miguel Moo

David Prowse, "Darth Vader" en 'Star Wars' murió a los 85 años

Homilía del I domingo de Adviento