in

“Aberrante ley” no protege a alcaldes

Diego Lugo Interián y la hoy extinta María Raymunda Che Pech

Acusan a partidos en el Congreso: no cuida a “su gente”

SUCILÁ.— “Con su muerte (de la alcaldesa de Kantunil, María Raymunda Che Pech), surge un gran problema porque de acuerdo con la Ley de Gobierno de los Municipios de Yucatán, los presidentes municipales no podemos tener seguro social porque somos patrones y tampoco seguro de gastos médicos mayores”, declaró ayer lunes Diego Lugo Interián, primer edil de este municipio.

“Es una aberración de la ley. Los únicos que estamos desprotegidos somos los 106 alcaldes”, aseguró.

“Y con la enfermedad de doña Raymunda se gastaron más de un millón de pesos y el Ayuntamiento no se lo quiere reconocer a la familia, así que no solo pierden a un ser querido sino pierden dinero y terminan mal económicamente por todo lo que han gastado”, añadió.

Lugo Interián y María Raymunda Che fueron candidatos a presidente y secretaria general del PRI en Yucatán, pero perdieron la elección del 7 de abril.

“Hay que cambiar las leyes. Es una aberración, no puede ser posible que nosotros estemos desamparados. Ya había pasado esto en el (año) 2001, cuando el presidente municipal de Motul murió, no quería reconocer el gasto y la familia lo cubrió”, narró el concejal.

Según nuestros archivos, el 17 de julio de 2003, a causa de las lesiones que sufrió en un accidente de tránsito, murió Carlos Kuk y Can, entonces alcalde de Motul.

“Es ahí donde los diputados deben trabajar, deben hacer más humana la ley; hoy los municipios (en alusión a los ayuntamientos) de Yucatán estamos siendo violentados, (somos) los patitos feos de las administraciones (públicas)”, dijo el alcalde.

“Con tantas leyes que se han creado, han hecho una burocracia enorme para (que tengan que) cumplir los ayuntamientos.

“Somos seres humanos, todos los partidos políticos deben trabajar en lo mismo para que le den certeza a su gente”, afirmó.

El alcalde igual lamentó que la directiva estatal del PRI no haya hecho un homenaje a la alcaldesa.

“Debió hacer algo, porque somos miembros activos y damos la cara, pero el presidente estatal (priista, Francisco Torres Rivas) viajó a México, solo se quedó la secretaria general del partido (Lila Rosa Frías Castillo, quien asistió ayer a la misa de cuerpo presente de la alcaldesa en Holcá, Kantunil), cuando siento que esto es un tema importante.

“Se necesita la solidaridad, lo humano, y no se está haciendo; lo lamento profundamente”, expresó.

Sobre la alcaldesa, Lugo Interián dijo que “me siento muy triste con su muerte, tuve la fortuna de Dios de conocerla en los últimos meses de su vida.

“Convivimos mucho, fue mi compañera de fórmula a la presidencia estatal del PRI y luchó conmigo hasta la última instancia, pues llegamos hasta el tribunal superior de justicia (por la Sala Superior del Trife, donde impugnaron el triunfo de Torres Rivas)”, recordó.

“Conocí a un gran ser humano, era una persona que amaba a la gente mayahablante”, afirmó.

“De hecho, agradezco que haya aceptado ser mi compañera porque en los 98 municipios de Yucatán en los que fuimos, ella hablaba en maya y yo en español, hicimos una buena mancuerna”, relató.

El alcalde recordó que el 6 de septiembre viajaron a Ciudad de México a una asamblea de la Federación Nacional de Municipios de México y ella se comenzó a sentir mal cuando estaban en una cena con el presidente nacional del PRI (Alejandro Moreno Cárdenas, “Lito”, “Alito”) y la directiva nacional.

“El día (sábado) 7 a las 6 de la tarde regresa a su casa a Holcá y a las 10 de la noche empieza a vomitar sangre.

“Es así como en menos de un mes tuvo un desenlace final”, señaló.

“Lo último que me pidió cuando hablé con ella era que hablara con ‘Lito’. Sus últimas palabras fueron: ‘Díle que nos dé chance, vamos a hacer que las cosas cambien en Yucatán, ya lo trabajamos, necesitamos ver que el PRI vuelva a sus orígenes’.

“Estaba empeñada en pensar que el PRI necesita un cambio y agradezco sus palabras”, rememoró.

“Le informé al presidente del partido que había muerto nuestra amiga y mando su corona a su casa.

“Hoy guardo una buena amistad con todos sus hijos, me tienen una gran confianza, todo el tiempo me hablaban, me pedían asesoría”, dijo Lugo Interián.— Wendy Ucán Chan

 

Abre parque ecológico

Niño requiere cuarta cirugía