in

Acusan preferencia a priistas en plan estatal

Personas que bajo la lluvia esperaban turno para ser incluidas en un plan estatal

En Chichimilá les llueve en espera y luego las ignoran

CHICHIMILÁ.— Varias personas de esta comunidad se quejaron de insensibilidad de las autoridades locales, especialmente de la presidenta del DIF Municipal Wendy Vianey Vázquez Lugo y la subdirectora Leidy Ek, quienes, afirman las inconformes, ordenaron que no ingresen personas que no estén identificadas con el PRI para inscribirse al programa estatal del Passaf, para recibir una despensa del gobierno estatal que se entrega cada mes.

Como ya informamos, el DIF estatal está renovando el listado de las personas que reciben despensa, a fin de que no les falte el próximo año, así que se beneficia a la gente.

En el caso de Tinum, intentó inscribir a simpatizantes del PAN, como una manera de obtener más adeptos a su partido.

En el caso de Chichimilá, desde temprana hora del jueves, se comenzaron a formar filas de gente, incluidos discapacitados y de la tercera edad a las puertas de la terraza municipal, donde se instalaron las mesas de inscripción, pero antes se les hace un breve estudio socioeconómico a los beneficiarios.

Sin embargo el acceso fue restringido en el portón de la terraza municipal, custodiado por Policías locales, de tal modo que la presidenta del DIF municipal habría dado instrucciones que solo puedan entrar las personas identificadas con el PRI, por lo que a pesar de la fila formada, no permitieron el acceso a mucha gente, entre ellos las de capacidades diferentes y de la tercera edad que simpatiza con otros partidos políticos distintos del PRI que gobierna en este municipio.

Los quejosos indican que estando en la fila, les cayó una fuerte lluvia y a pesar de que muchos se estaban mojando, no les permitieron entrar cuando menos para resguardarse, de tal modo que luego de sufrir el sol, les cayó el agua de la lluvia encima, con el riesgo de que muchos de ellos se enfermen.

Los quejosos calificaron esa actitud de la presidenta del DIF Municipal como soberbia e insensible ante la necesidad de las familias, primero porque necesitan el apoyo ante los apuros que están pasando, y segundo porque se mojaron sin darles oportunidad de resguardarse.

Muchos de los asistentes arribaron de varias comisarías al enterarse que serían inscritos en el programa de reparto de despensas, pero se llevaron la decepción al no ser tomados en cuenta.

El momento más álgido del evento fue cuando desde adentro daban instrucciones a los policías para que dejen pasar a determinada persona identificada con el PRI, dejando a los otros en la calle, que al final, al ver que no sería tomados en cuenta se fueron retirando poco a poco del lugar, no sin antes gritar su molestia, pero no les hicieron caso.

Los inconformes calificaron como una actitud inhumana la acción de la presidenta de DIF municipal y su subdirectora y como cómplices tuvieron a algunos representantes del DIF estatal que llegaron a hacer la inscripción, pero no hicieron nada.— Juan Antonio Osorio

 

México cumple criterios del FMI

Cartón de Tony: Cruzada con condiciones