in

Afluencia turística moderada

Algunas personas que ofrecen paseos en la ría de Río Lagartos no se reintegrarán a la actividad para evitar exponerse a contagios de Covid-19

Esperan que hoy o el fin de semana haya un aumento

RÍO LAGARTOS.— La actividad turística en el puerto se va reactivando paulatinamente tras seis meses de paréntesis obligado debido a la pandemia por el Covid-19.

Aunque se había previsto de manera oficial que se abriera el acceso a los visitantes nacionales ayer martes 15, los paseantes comenzaron a llegar desde el pasado fin de semana.

Contrario a lo que ansiaban los prestadores de servicios, el día ayer hubo baja afluencia de turistas y las pocas familias que ingresaron solo estuvieron de pasada para comer en restaurantes y se retiraron.

Los guías de turistas del balneario Chiquilá no realizaron paseos en lancha en todo el día, sin embargo esperan que hoy miércoles, que es día inhábil, pueda haber un poco de movimiento o en su defecto hasta el próximo fin de semana.

Ismael Navarro Hau, restaurantero y prestador de servicios dijo que la reactivación será muy lenta pues la gente no tiene muchos recursos para gastar en diversión, y los que llegan son para estar de paso en el cenote de Chiquilá o solo gastan en alimentos.

Otros lancheros como Henry Uch opinan que no todos los guías turísticos decidieron trabajar, pues ahora que están en plena temporada de pulpo consideran que es mejor seguir en la pulpeada que exponerse al coronavirus con los turistas.

Incluso dice que debido a que el riesgo del virus está latente solo un 30 por ciento de los prestadores de servicios decidió ofrecer sus servicios ya que los demás siguen en la pesca.

Añade que quizá más adelante, cuando vayan disminuyendo los casos, puedan volver a la actividad pues ahora tienen para sobrevivir de aquí a diciembre cuando termine la temporada de pulpo.

En el puerto de Las Coloradas, el comisario José Navarro Argáez dijo que ayer solo un 40% de los turistas nacionales estuvieron de paso en el puerto.

La presencia turística es muy baja, dijo, y que incluso hubo más gente el pasado fin de semana que ayer que se abrió oficialmente el acceso.

Se están tomando las medidas sanitarias desde el ingreso de visitantes a Las Coloradas que consisten en la desinfección de los paseantes y sus vehículos, expresó, pues sin duda alguna la reactivación es necesaria, pero también necesitan cuidarse para evitar la propagación de la enfermedad.— WENDY UCÁN CHAN

 

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia

Cochinita pibil y su origen en “Las crónicas del taco”