in

Andrey agonizó casi 12 horas; cuatro veces le negaron atención

 “De borracho no lo bajaron”

DZIDZANTÚN.— Unas cuatro negativas de servicios del Ayuntamiento de Dzilam González, el programa estatal Médico 24/7 y el hospital Agustín O’Horán sufrió Pascual Andrey Chan Cimé, “Zaza”, de 25 años de edad, desde que fue hallado atropellado y hasta que murió a las puertas del O’Horán.

Su calvario duró 11 horas y media, pues fue atropellado a las 4:30 de la tarde del lunes 15 y falleció a las 5 de la mañana del martes 16.

Su muerte es un nuevo golpe para su familia, que comenzaba de cero porque les robaron todo de su casa durante los desalojos por las inundaciones causadas por los ciclones de 2020.

Karla Cuitín Ceh junto al altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)
El altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)
Bajo el altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)
El altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)
La modesta vivienda de Pascual Andrey Chan Cimé, quien falleció a puertas del hospital O´Horán (Foto de Mauricio Can)
Karla Cuitín Ceh junto al altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)
El altar en memoria de Pascual Andrey Chan Cimé, en su modesta vivienda (Foto de Mauricio Can)

"Teníamos muchos planes"

“Teníamos muchos planes como familia, uno de ellos (era) terminar la casa para contar con un patrimonio para nuestra niña de 3 años de edad, pero ahora no podrá concretarse en su totalidad, al fallecer trágicamente mi esposo, luego de una mala atención hospitalaria tras accidentarse en motocicleta”, expresó Karla Cuitún Ceh, en entrevista.

“Mi esposo falleció a las puertas del hospital O’Horán de Mérida, a consecuencia de la negligencia de los médicos que lo atendieron de las lesiones que sufrió en un accidente de tránsito en la carretera Dzilam González-Dzidzantún, cuando regresaba a la casa”, sostuvo.

Narró que “mi esposo era originario de Dzilam González, pero avencidado en San Francisco Manzanilla, (comisaría de) Dzidzantún, y viajaba a diario en motocicleta a su lugar de origen porque de 7 de la mañana a 3 de la tarde trabajaba en un rancho; atendía animales.

“El lunes 15 pasado, cuando retornaba a la casa, como a las 4:30 de la tarde, un automóvil lo colisionó y el guiador se dio a la fuga.

“Alguien lo encontró tirado y llamó a los cuerpos de emergencia; los paramédicos de Dzilam González lo atendieron y llevaron a la casa de sus padres diciendo que no tenía nada.

(En su cuenta en Facebook, el Ayuntamiento de Dzilam González publicó fotos de la moto de Pascual Andrey Chan Cimé y en el texto que acompaña las imágenes señala que "...Al observar que el joven no tenia heridas de gravedad y solo raspones y contusiones se le brindó el apoyo de inmediato y se le notificó para mayor valoración a la comandancia y de su vehículo".

Policías de Dzilam González en el traslado de la moto de Pascual Andrey Chan Cimé, quien murió a puertas del Hospital O'Horán de Mérida
La Comuna de Dzilam González publicó esta foto en su cuenta en Facebook, el 15 de febrero pasado, para dejar constancia que se atendió el reporte de un hombre accidentado "...que solo tenía raspones y contusiones"

“Pero alrededor de las 7 de la noche mi esposo se sintió mal, quejándose de un fuerte dolor en el abdomen.

No había médico 24/7

“Lo llevaron a la clínica (del plan Médico) 24/7 y no lo atendieron por no contar con médico”, indicó.

“Se pidió apoyo al Ayuntamiento de Dzilam González para que lo trasladen a San Francisco Manzanilla, pero se negaron.

“Con el apoyo de unos familiares, en vehículo particular lo llevaron a su casa. Más tarde empeoró con los dolores abdominales.

“Entonces se le llevó en Dzidzantún a la clínica (de Médico) 24/7, donde expidieron un documento para su ingreso al hospital O’Horán porque vomitó sangre en tres ocasiones.

“La ambulancia del Ayuntamiento de Dzidzantún lo llevó a Mérida; cuando mi esposo falleció, la Comuna pagó el gasto funerario.

“Luego que ingresó en el hospital O’Horán, le tomaron rayos X, pero dijeron que no le detectaron nada malo, le inyectaron algo para el dolor, y cuando bajó el dolor le dieron de alta.

“Tanto el médico familiar como la enfermera y el radiólogo no bajaron de borracho y drogadicto a mi marido y decían que solo fingía con sus dolores, pese a que él les dijo que le examinen la sangre para que vean que es mentira lo que afirmaban”, relató.

Agonía a puertas del hospital

“Como era de madrugada (ya el miércoles 16), esperamos a las puertas del hospital, pero ahí se desvaneció.

"Con mis gritos de auxilio, solo una persona me ayudó a sentarlo en la acera para esperar que amanezca y podamos regresar a la casa, pero de nuevo se sintió mal y vomitó sangre.

“Un policía de la SSP nos apoyó al darle una camiseta para soportar el frío de la madrugada.

“Mi esposo se desmayó en mis brazos, nadie quería ayudarlo, lo reanimaron unos paramédicos que salieron de (el área de) Urgencias del hospital, pero se negaron a ingresarlo de nuevo diciendo que no tenía nada.

“Cuando se desmayó de nuevo, se cayó, se golpeó la cabeza y se raspó la barbilla con el filo de la acera; ante eso se pidió apoyo a los paramédicos, pero solo llegaron a confirmar que ya murió”, rememoró la viuda.

Leer: Boletín del gobierno estatal sobre el joven muerto a puertas del O'Horán

Según informó la Secretaría de Salud en un comunicado, a Andrey Chan Cimé no se le negó atención; en ese texto oficial menciona que se le practicaron "los estudios correspondientes" y "no presentaba ninguna lesión que ameritara su hospitalización".

En el mismo documento, las autoridades señalan que según "el guardia en turno el joven no intentó volver" al hospital, pero la familia afirma lo contrario.

Aún no denuncian

La joven dijo que todavía no decide si presenta la demanda por negligencia médica contra el O’Horán.

“Si mi marido regresa a la vida con esa denuncia, créeme que lo hago”, afirmó.

“Ahora veré que no le falta nada a nuestra niña de 3 años, a quien le mentimos (diciéndole) que su padre se durmió y se fue a trabajar con Dios porque necesitaba a alguien como él, que no podría comunicarse con ella porque no tienen teléfono en ese lugar”, expresó.

Hasta ahora, informó, el único apoyo que ha recibido tras la muerte de Andrey Chan Cimé fue el pago del funeral que le autorizó el alcalde Ismael Aguilar Puc.

La viuda dijo que pide apoyo a la sociedad y el gobierno para a salir adelante con su hija, al morir el único sostén económico de la familia.

“El plan era terminar la casa, que con las inundaciones al desalojarnos nos robaron nuestras cosas, de modo que se empezaba de cero”, subrayó la joven.

Pidió al gobernador Mauricio Vila Dosal a que intervenga en el hospital porque “el personal de salud que tienen son inhumanos, como la enfermera que me atendió porque se me bajó la presión luego de la muerte de mi esposo".

"Lo mejor que te pudo pasar"

“(La enfermera) Me dijo que fue lo mejor que me pudo pasar al liberarme de una persona alcohólica y drogadicta, cuando es mentira”, afirmó.

En la sencilla vivienda que habitaba Pascual Andrey Chan Cimé en San Francisco Manzanilla, anteayer miércoles se inició el ochovario, que consiste en rezos y poner la comida que le gustaba en una mesa.

También colocaron en ese espacio una fotografía del difunto y algunas pertenencias, como un par de zapatos depositados debajo de la misma.

Gio dos Santos en la cuerda floja, no seguiría con América

Más de 2.5 millones de muertes por Covid-19 en el mundo