in

Alegre noche de baile en Tizimín

Miles de tizimileños acudieron la noche del sábado a un baile popular

Miles disfrutan de la presentación de grupos musicales

TIZIMÍN.— Más de 9 mil personas llenaron la noche del sábado el campo “Juan Rivero Alonso” con el baile popular que ofrecieron los grupos tropicales Junior Klan y Nelson Kanzela.

Desde las 10 de la noche comenzó amenizar el grupo local “El vampiro y sus teclados” y poco después de las 11 salió “El rey del baile”, Nelson Kanzela, quien a partir de su segundo número animó al público.

Canciones como “El Oso Polar”, “Cartoncito de cerveza” y “Fin de semana” fueron de las más bailadas del grupo, originario de Veracruz.

Aún no terminaba de tocar el grupo y cientos de personas ya se aglomeraban frente al enorme escenario de Junior Klan.

Incluso hasta las familias y grupos de amigos que reservaron mesas perdían la visibilidad, pues gran número de personas ocuparon los mejores lugares para estar de cerca del grupo.

Cerca de la 1 de la madrugada, “La Maravilla Musical de México” arrancó con su presentación animando a los asistentes.

Parejas de enamorados, grupos de amigos e incluso padres acompañados de sus hijos bailaron por casi dos horas, durante la primera intervención.

Los asistentes corearon melodías como “Cancionero”, “Colón era solterón”, “Menea menea”, “La escuela del amor”, “Mala”, “Voló la paloma”, “Pachuco bailarín”, “Solterito”, entre otras.

Ambos grupos hicieron dos intervenciones hasta que el baile concluyó cerca de las 5 de la mañana.

Debido al gran número de asistentes los baños se saturaron, inclusive algunos se deshabilitaron por problemas con la presión del agua.

Pese a que se pusieron baños portátiles no se dio abasto y la gente hacia largas filas mientras que otros se iban en los alrededores del campo.

El exalcalde Jorge Vales Traconis fue el empresario que patrocinó el baile, incluso estuvo frente al escenario de Junior Klan acompañado de su familia.

Según los organizadores, asistieron alrededor de 9 mil personas.— Wendy Ucán

 

Lesionado en Sitilpech

Sólidas promesas de postcampaña