in

Alerta en Tizimín por empleos ''sospechosos'' en redes sociales

Imagen ilustrativa

TIZIMÍN.- En redes sociales se comenta que presuntos tratantes de blancas aprovechan la falta de empleos para reclutar a mujeres.

Desde hace varios días circula en grupos de Facebook: “Empleos Tizimín” y en “Empleos buenos Tizimín” un sospechoso ofrecimiento de trabajo que dirigido a mujeres entre 16 y 40 años de edad

De acuerdo a lo que circula en las redes, estas personas utilizan perfiles con nombres y fotos falsas; publican vacantes y cuando las interesadas en el trabajo preguntan, les informan que es para trabajos sexuales.

Las cuentas de facebook están bajo los nombres de Daniela Xicotencatl y Danna Safaera Sánchez Valdez. Ambas cuentas realizan los mismos ofrecimientos en grupos públicos de Valladolid e incluso de uno de Chihuahua.

"Contrato personal femenino, ofrezco trabajo durante esta cuarentena (temporal) sueldo a partir de 1300 semanales", se lee en el anuncio, que además pide: tener una edad entre los 16 y 40 años de edad, facilidad de palabra, entusiasmo, cuente con celular.

Lee: Rescatan a dos niños en Tecámac; su tía los dejó amarrados y encerrados

Muchas jóvenes se han mostrado interesadas pidiendo información, pero al responderles les dicen: “hola te explico, busco a una chava que me ayude a estrenar sexualmente a un chavito, pago 2000 pesos nena, el chavo no es de acá, solamente llegaría una vez y ya, se te paga una parte antes para que veas que es seguro”.

Algunos usuarios han contestado en la misma publicación, que se trata de una estafa pues piden fotos desnuda e intentan hackear la información de facebook.

Al respecto en la policía Municipal se informó que se está investigando, aunque no hay una denuncia formal.- WENDY UCAN CHAN

Lee: Petuleña recurre a Vila Dosal: afirma que policías asesinaron a su esposo

burguer king hierba

¿A quién le gusta la hierba?, hamburguesería 'tuitea' con significado oculto

falleció a las puertas de un hospital

Falleció a las puertas de un hospital de Yucatán: esperó tres horas por atención