in

Amenaza: “cárcel o él me mata”

El comisario ejidal de Motul

Comisario ejidal de Motul presenta par de denuncias

MOTUL.— Ante ejidatarios reunidos anteayer domingo en la casa ejidal, el comisario, Jorge Marcelino Alonzo Chuc, informó que interpusieron dos denuncias penales contra el grupo disidente que puso candados en el edificio ejidal, dejando encerrados a varios socios, e informó que lo amenazaron de muerte.

El domingo 7, las 6 a.m., colocaron candados en las entradas de la casa ejidal unos 150 ejidatarios liderados por Armando Chuc Sánchez, expresidente del Consejo de Vigilancia del ejido, y Julián Chuc y Can, quien perdió la elección de comisario el 5 de agosto de 2018.

No obstante, el mismo domingo, unos 20 ejidatarios, liderados por Alonzo Chuc, rompieron los candados, entraron e iniciaron la custodia permanente del predio.

Anteayer, en reunión extraordinaria convocada por Alonzo Chuc, Julio Balam Escamilla, asesor del comisario, dijo que el domingo 7 “vino un grupo encabezado por Julián Can, Armando Chuc y un señor conocido como ‘Jorge Pat’ y tomaron de manera arbitraria las instalaciones (la casa ejidal).

“El interés por desestabilizar al ejido se debe a que están en juego las demandas por las tierras ejidales donde hay prestanombres; a ellos se les ve que el excomisario (Juan Itzá Balam) les está dando dinero”, afirmó.

Alonzo Chuc, por su parte, expresó que pese a los documentos que lo acreditan como comisario, esas personas intentan quedarse con el control de los ingresos de la casa ejidal.

Se quejó de la “opacidad de autoridades municipales: vinieron y, en vez de que nos protegieran, estuvieron contra nosotros.

“Pidieron que quitemos el candado para que entre la otra gente. Al entrar la gente se iba a armar de golpes; no buscamos pleito, es lo menos que queremos”, afirmó.

Informó que el ejido interpuso en la Fiscalía General del Estado las denuncias 408/2019 y 424/2019 por el ilegal ingreso a la casa ejidal y otros actos de Julián Can, Armando Chuc y Jorge Pat, y ya se dieron medidas cautelares para evitar que ellos entren al predio del ejido.

Indicó que los disidentes alegan que en la casa ejidal existe un estacionamiento de bicicletas, motocicletas y automóviles, “dicen que debemos de tener miles de pesos por eso, pero no (es así)”.

El comisario ejidal también se dijo con temor porque “Armando Chuc me empezó a amenazar el otro día, que porque tengo que rendir cuentas y devolver un dinero que no sé, y que si no me voy a la cárcel, él me mata”.

Anunció que la próxima junta para informar sobre su gestión se hará en tres meses, o sea, en julio próximo.

Precisó que el ejido tiene 1,740 ejidatarios.

Según nuestros archivos, en enero y abril de 2018, unos 100 ejidatarios encabezados por el entonces comisario, Arcadio Tamayo Angulo, protestaron ante el Tribunal Unitario Agrario, en Mérida, para exigir la nulidad de la asamblea del 9 de noviembre de 2014 en la que se repartieron 1,200 hectáreas de tierras de uso común a 51 personas que no son del ejido.

Alcalde con lote ejidal

Indicaron que el anterior comisario, Juan Itzá Balam, asignó poco más de 400 hectáreas solo a sus hermanos y “más de mil hectáreas del ejido” al entonces candidato priista Roger Aguilar Arroyo (hoy alcalde), a quien además acusaron de que se niega a pagar las tierras.

Joven fallece en los brazos de su madre a las puertas del O’Horán

Cartón de Tony: SANDWICHAIROS