in

Amor por su trabajo

Los bomberos en el rescate de las dos canes en Tixcacalcupul

Bomberos, sin distinciones al salvar vidas

VALLADOLID.— Los bomberos que participaron el jueves por la tarde en el rescate de dos perritas vivas en el interior de un cenote en la población de Tixcacalcupul, manifestaron su satisfacción de cumplir con su responsabilidad, pues señalaron que para ellos es igual salvar la vida de un ser humano que a un animal.

Ayer publicamos que en Tixcacalcupul, Bomberos y policías estatales rescataron con vida a dos perritas que cayeron a un cenote (hay sospechas que fueron arrojadas a propósito) luego de dos horas de labores.

Los bomberos, que no quisieron identificarse, comentaron que ahora las leyes protegen a los animales y tienen la encomienda de actuar en caso de algún incidente como el que vivieron el jueves en esa comunidad. Explicaron que para ellos no hay diferencia entre un ser humano y un animal, pues todos merecen vivir y si está en sus manos evitar una tragedia, van a salvaguardar vidas sin importar de quién se trate.

Comentaron que cuando llegan al lugar del incidente su mayor preocupación es verificar si aún hay vida y de inmediato toman las acciones pertinentes, siempre tratando de rescatar a la persona o animal en buenas condiciones.

Ha habido muchos casos, sobre todo cuando se trata de un ser humano, que lamentablemente ya no pueden hacer nada, lo cual los llena de tristeza, sin embargo trabajan con la mayor responsabilidad posible.

Orgullo

El 22 del presente mes se celebra el Día de los Bomberos, y dijeron sentirse orgullosos de pertenecer a ese cuerpo que “tanto requiere la sociedad en momentos difíciles y mientras Dios nos conceda vida ahí estaremos para apoyar a los que lo necesiten”.

Los bomberos comentaron que se llevará al cabo una carrera atlética en el centro de la ciudad, con el apoyo de las autoridades y Policía Municipal para resguardar la seguridad de los atletas.— Juan Antonio Osorio Osorno

 

Decomisan ocho neveras con pepino de mar, en el centro de Mérida