in

Angustiosa espera de la familia de dos náufragos

Familiares de dos de los pescadores extraviados en un naufragio en Progreso esperan noticias en Yucalpetén.- Foto de Gabino Tzec Valle

La espera es angustiosa. La ansiedad los consume con cada minuto del reloj que avanza lentamente. Así, poco a poquito la esperanza se diluye, se pierde.

Así transcurre la permanencia, por más de 24 horas, de los familiares de dos de los cuatro pescadores que naufragaron en alta mar en la lancha ribereña “Susy” a unas 68 millas náuticas al poniente de Progreso.

Como informamos hoy, en la embarcación “Susy” viajaban cuatro pescadores abordo, cuando la lancha, de 25 pies de eslora realzada, “pantequeó” (volcó) por un golpe de marejada el jueves en la madrugada y los ocupantes, que se dedicaban a la pesca de mero cayeron al mar.

Por el incidente, murió ahogado Claudio Rivero Hernández, de 54 años de edad, patrón de la lancha.

Ayer, los familiares de dos de los tripulantes de la embarcación que naufragó permanecían en el puerto de abrigo Yucalpetén con la llama de la esperanza de que sus seres queridos fueran hallados. La ilusión creció cuando se informó que otro de los cuatro pescadores fue encontrado vivo, aferrado a la tapa de una nevera.

El que hasta ahora el único sobreviviente que llegó a Yucalpetén alrededor de las 2 de la madrugada de hoy sábado es Remedio de los Angeles Alonzo Esquivel, quien fue rescatado por los ocupantes del barco “Tiburón II”, muy cerca del sitio de la tragedia.

Aunque Remedio no sabe nadar, se aferró a su vida en la tapa de una nevera y después de ser salvado, hoy ya está en tierra firme. De los otros dos tripulantes de “Susy”, Juan Cruz Cruz y David Ovando López, no se sabe nada, siguen en calidad de desaparecidos y se teme lo peor.

Las familias de ambos pescadores esperaban el arribo el “Tiburón II” con el sobreviviente para conocer más detalles del hundimiento y si Remedios sabía algo de Cruz Cruz y Ovando López.

Se averiguó que hoy a las 8 de la mañana fue hallado el cuerpo sin vida de Rivero Hernández en el interior de una nevera por elementos de la Armada de México que están en busca de los náufragos.

El día transcurre y la certidumbre de los familiares de los dos pescadores desaparecidos también crece. A pesar de todo, la esperanza es lo último que fenece…- Gabino Tzec Valle

La espera por hallar vivos a los pescadores – extraviados en Yucalpetén.- Foto de Gabino Tzec Valle

Hallan muerta a la sobrina de Fidel Castro

West Ham se impone 3-0 a Southampton, “Chicharito” en la banca