in

Anticipan cierre de una vía

El síndico de San Felipe

Medida para que ya no se dañen autos por baches

TIZIMÍN.— “El camino se está ahuecando rápido; si no le dan una solución rápida nadie va a pasar”, expresa el síndico de la Comuna de San Felipe, Felipe Marrufo López, en referencia a las deplorables condiciones en las que está la carretera Panabá- San Felipe.

Cada vez se complica más el tránsito vehicular en la única vía estatal que ya desde hace algunos meses presentaba baches pero empeoraron por las lluvias e inundaciones que dejaron “Gamma” y “Delta”.

Como remedio, productores del ejido de Emiliano Zapata comenzaron ayer a romper parte del pavimento que ya estaba dañado con el fin que el agua acumulada y que obstruye el camino pueda tener su desagüe en el otro lado de la vía.

El síndico indico que en la reciente visita del gobernador Mauricio Vila se comprometió a mandar maquinaria y tubos para los pasos de agua.

Añadió que de no hacerlo no podrá pasar nadie de Las Coloradas, Río Lagartos, Panabá y San Felipe, pues cerrarán ya que la carretera se deteriora muy rápido.

“Vamos a esperar de 2 a 5 días más y si no (llega la maquinaria) nadie va a pasar, ni vehículos grandes, ni chicos; la carretera se está (des)lavando rápido, tenemos que actuar, que vengan los del Incay para hacer los pases de agua, urge”.

Añadió que el Ayuntamiento está en toda la disposición de ayudar, pues a ellos también les afecta cada vez son más los daños a vehículos.

Por otra parte, ayer comenzó la reparación de la carretera de Río Lagartos a Las Coloradas.

En Las Coloradas, las zonas bajas ya están secas luego de que fueron desaguadas con el apoyo de la empresa salinera que mandó maquinaria para el desagüe del agua estancada misma que se llevó a la playa.— WENDY UCÁN CHAN

 

Mujer descubre a su pareja con amante, la persecución se viraliza (Vídeo)