in

Aparece pueblo de fantasía: Colocan casitas de madera para la fauna silvestre

Las tres artesanías hechas de madera y techo de paja se colocaron para darle refugio a la fauna silvestre

VALLADOLID.— Entre las raíces de un gigantesco árbol que cayó en la explanada del exconvento de San Bernardino de Siena de Valladolid a causa de uno de los ciclones que castigaron a la zona oriente el año pasado apareció un pequeño pueblo como sacado de uno de los cuentos de los Hermanos Grimm.

Son tres casitas hechas de madera, con techo de paja, en un entorno decorado con macetas en miniatura con plantas colgantes, planta de “teléfono”, un caladio de corazón rojo al pie del tronco caído y senderos de grava.

El hecho no se trata de ningún fenómeno paranormal, sino una iniciativa de la dirección del Medio Ambiente del gobierno municipal, que elaboró y colocó en el sitio las artesanías, para darle refugio a fauna silvestre, según se informa en una publicación de Facebook.

Se informó que la dirección de Medio Ambiente “continúa con las labores de rescate de áreas verdes que se vieron afectadas por los fenómenos meteorológicos que impactaron a la ciudad el año pasado.

“Para darle utilidad a la raíz de uno de los árboles que cedió en la primera tormenta y que se encuentra en la explanada del exconvento de San Bernardino de Siena en Sisal, nuestro equipo de medio ambiente colocó tres casitas de paja para brindarle refugio a diversas especies de fauna silvestre que habitan en la zona”, concluye la publicación.—

Según se observa en las fotos, el pequeño pueblo se ubica cerca de las letras turísticas.

Revira AMLO a la DEA