in

Árboles secos en parques

Un árbol seco que fue cortado dentro del atrio del exconvento de San Bernardino de Siena

Vecinos piden a autoridades tomar cartas en el asunto

VALLADOLID.— Los árboles en los parques de la ciudad se están secando poco a poco y esos lugares se están quedando sin sombra, así que urge que las autoridades municipales determinen las causas y encuentren una solución al problema, coincidieron algunos vecinos.

El año pasado se cortaron cuando menos tres árboles grandes del parque principal, debido a que representaban un peligro para la gente ahí acude todos los días. Incluso en una ocasión se quebró una rama de uno de ellos y lesionaron a dos mujeres, madre e hija, que caminaban en el lugar.

Posteriormente se ordenó el corte del otro árbol ubicado a unos metros del primero, pero el departamento de Ecología puso en marcha un programa reforestación en el parque y se sembraron otros, para que en unos años estén frondosos como lo estuvieron los que se cortaron.

Por el mismo motivo, en el parque del barrio de San Juan se ordenó el corte de otro árbol, al que incluso se le habían caído algunas ramas. Ahora le tocó el turno a dos árboles que estaban en el atrio del exconvento de San Bernardino de Siena, los cuales daban sombra a quienes acudían al lugar a sentarse y disfrutar del aire fresco y la majestuosidad del edificio.

En el mismo lugar, pero en la parte posterior del exconvento, se están secando otros dos árboles, cuyas ramas también podrían caer y lesionar a alguien, por lo cual los vecinos piden a las autoridades su pronta intervención.— J.A.O.O.

 

Choque en el cetro de Mérida termina con dos lesionados

Jornada conflictiva