in

Arrendadores de cuartos, afectados en Valladolid

El desalojo en días pasados de un cuarto en Valladolid. Por la modalidad de clases por internet muchos jóvenes de Quintana Roo se fueron

Hay éxodo de estudiantes

VALLADOLID.— Debido a que desde marzo se suspendieron las clases presenciales en Yucatán por la pandemia de Covid-19, el 70% de los aproximadamente 1,000 cuartos que se daban en renta ya fueron desocupados por los estudiantes foráneos, quienes hasta febrero pasado generaron importante derrama económica en la ciudad.

La demanda estudiantil de cuartos motivó que vallisoletanos inviertan en la construcción de cuarterías y departamentos para rentar, pero esos sitios se comenzaron a desocupar desde antes que termine el ciclo escolar 2019-2020.

Debido a que en México y Yucatán se mantiene el aumento de casos de Covid-19, los gobiernos federal y estatal indicaron que las clases presenciales se reanudarán cuando el semáforo epidemiológico esté en verde.

El curso escolar 2020-2021 se iniciará con clases mediante internet y televisión, pero se espera que en los meses próximos se reanude la enseñanza presencial.

Ante la incertidumbre de la fecha del retorno a las aulas, muchos estudiantes desocuparon los cuartos que rentaban en esta ciudad y regresaron a sus casas.

En Valladolid, los estudiantes foráneos representan un 80% de la población estudiantil de las escuelas privadas de educación superior y generan derrama económica que beneficia no solo a las universidades, sino también a transportistas, arrendadores, cocinas económicas, lavanderías y otros prestadores de servicios.

En entrevista, algunas personas que rentan cuartos dijeron que a pesar de los descuentos y acuerdos a que llegaron con sus inquilinos al inicio de la pandemia, la mayoría decidió desocupar los cuartos porque la incertidumbre del regreso a clases presenciales es mayor y está claro que no será pronto la reapertura de las aulas.

Cada agosto, en la ciudad era notoria la llegada de nuevos estudiantes, los cuales en su mayoría ocupan cuarterías. Pero ahora solo se ve que llegan a retirar sus bienes.

Ligia Fernández López dijo que antes de la pandemia invirtió en la construcción de cuatro cuartos más, pero no logró concluirlos, debido a que observó que los estudiantes ya no volverían.

“No tiene caso concluirlos por el momento, porque ahora mis otros cuartos solo están asentados. Los únicos que los ocupan son trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad”.

“Paty”, encargada de unos departamentos de la calle 53 entre 42 y 44 de esta ciudad, coincidió en que afronta la pandemia solo porque han estado llegando trabajadores de la CFE con sus familias.— Marco Isaí Aguilar Álvarez

Quintanarroenses

Al preguntarle sobre cuántos cuartos, desocuparon los estudiantes, “Paty”, encargada de departamentos de la calle 53 entre 42 y 44, respondió que no tiene una cifra específica y esa información no la puede dar, ya que solo el dueño del edificio sabe, pero calculó que poco más del 75% de los cuartos estaban ocupados por alumnos provenientes del vecino estado de Quintana Roo.

Expectativa

A pesar de eso, los “cuarteros” están con una actitud positiva y en la espera de que en el próximo ciclo escolar se retome la modalidad presencial para poder recuperar de nuevo la bonanza que tenían.

Se adaptan

Mientras tanto, se ajustan a la situación rentando los espacios para oficinas o trabajadores, incluso algunos optaron por rentar por día o por semana, cuando antes era por mes.

Cartón de Tony: ESO SÍ QUE ES UN COMPLÓ