in

Artimañas de la gente en Tizimín para recibir más apoyos

Largas filas se formaron desde una hora antes de la señalada en los puntos para la entrega de apoyos

TIZIMÍN.— La entrega de huevos y pollo fresco del programa “apoyo alimentario” se convirtió en un relajo ayer durante la primera entrega, por el abuso de algunas familias y la falta de organización de los funcionarios municipales.

El ejército de empleados del Ayuntamiento se distribuyó ayer en los seis puntos que la Comuna destinó para la repartición de los apoyos que envió el gobierno estatal.

Aunque la entrega estaba programada a partir de las 9 de la mañana ya había largas filas desde una hora antes en la cancha Benito Juárez, en la escuela Remigio Aguilar, el parque de la Sebastián Molas, el Instituto Tecnológico de Tizimín, la unidad deportiva conocida como el Polifuncional y en el domo de la colonia de Santo Domingo.

Hubo una numerosa participación de personas que aún bajo los rayos ardientes del Sol y algunas sin respetar las medidas sanitarias esperaron con sus documentos personales en mano, para que les den un pollo fresco de un kilo y un paquete de 30 huevos.

La entrega durante la mañana había transcurrido con tranquilidad, pero alrededor del mediodía comenzó el relajo, pues los beneficiarios estaban duplicando sus apoyos.

Enviaban al esposo o a algún otro familiar de la casa para no levantar sospechas y aunque en algunos puntos estaban marcando el dedo las personas no los respetaron.

Otros, tras recibir su apoyo en el sector que les tocaba, se iban a otros rumbos sin importar que no fuera la zona donde viven y volvían a solicitar sus huevos y pollo.

Incluso en el polifuncional hubo inconvenientes y atrasos antes de terminar la entrega que estaba prevista a las 3 de la tarde, pues el pollo ya se había gastado y la gente seguía llegando.

El personal se desesperó y se acordó que solo a los que estaban esperando en la fila se les iba a completar sus apoyos hasta el viernes.

Hoy jueves se espera que continúe la entrega de los apoyos en las comisarías.— WENDY UCÁN CHAN

Apuntes del estancamiento

Entrevista Arsenio Rosado Franco

En Yucatán habría 15 mil pacientes de alzhéimer