in

Asesinato por venganza; habrían pedido 10 millones de pesos por el yucateco

Tras el secuestro y la ejecución de “Colado”, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública ( SSP) refuerzan su presencia en esta región y anticipan que continuarán los retenes de manera aleatoria en la Comunidad.

Captores habrían pedido $10 Mlls. a familia tizimileña

VALLADOLID.— El móvil del secuestro y asesinato de Jaime Chay Pérez, alias “Colado”, empresario hotelero del puerto de El Cuyo sería una venganza, debido a que se dedicaba a la venta de terrenos ejidales y habría defraudado a sus victimarios.

Según las investigaciones, Chay Pérez defraudó a varias personas y algunos de los afectados fueron los que finalmente lo ultimaron.

Ayer publicamos que la Fiscalía de Yucatán, en coordinación con la Policía Estatal de Investigación, realizaron las pesquisas en Cancún para dar con los responsables del secuestro, para lo cual contaron con el apoyo de las autoridades del vecino estado que concluyó en la detención de cinco involucrados, tres hombres y dos mujeres.

Dos de los detenidos serían oriundos de Tizimín, quienes colaboraron con los otros de Cancún.

Atraído con engaños

Lee: Trasladan el cuerpo de empresario yucateco asesinado en Cancún

De acuerdo con datos obtenidos, Chay Pérez fue citado por sus victimarios bajo engaños en Tizimín, con el objeto de hacer un negocio, pero luego le cambiaron el lugar y le dijeron que mejor se verían en la orilla de la carretera, entre la ciudad de los Reyes y la colonia Yucatán, a lo que accedió.

Ya en el lugar, le pidieron estacionar su auto y que se suba con ellos, quienes al principio eran dos, de modo que accedió y se dirigieron por el rumbo de la Sierra, luego llegaron a Popolnah y salieron por el Cedral, donde se encontraron con los otros tres involucrados.

En ese lugar aparentemente le dijeron a “Colado” que estaba secuestrado; lo subieron a otro vehículo y se lo llevaron a Cancún.

Desde el primer momento que lo tenían en su poder ya estaban seguros que lo matarían en venganza por el supuesto fraude. En Cancún le cayeron a golpes hasta que lo asesinaron, luego metieron el cuerpo en una bolsa negra y lo llevaron a tirar en un paraje del vecino polo turístico.

Posteriormente, ante las circunstancias, a los captores se les ocurrió solicitar $10 millones por el rescate, que la familia no podía pagar.

Se presume que esa cantidad habría sido precisamente la misma con que “Colado” habría defraudado a sus secuestradores, pero solo son especulaciones.

El cuerpo fue localizado horas después, con lo que se intensificaron las investigaciones en Cancún.

En el lugar donde fue encontrado el auto del ahora occiso no se encontraron huellas o evidencias de violencia; la víctima bajó por su propio pie y subió a otro vehículo, luego de estacionar de modo que su auto no afecte la vialidad, pues le dijeron que solo iban a un lugar cercano para hacer un negocio y luego regresarían.

Chay Pérez habría accedido porque conocía a sus captores.

Anteanoche lunes, el Poder Judicial de Yucatán boletinó que la Fiscalía presentó, tras ser capturados previa orden de aprehensión, a cinco personas ante la jueza de Control Ileana Domínguez Zapata y los imputó solo por el delito de secuestro agravado.

A petición de los fiscales, la jueza ordenó que los cinco acusados —G.J.M.L., M.A.P.M., Y.M.M.L., M.A.P.B. y D.L.P.B.— permanezcan en prisión preventiva durante todo el tiempo que dure el proceso penal.

Blindaje

En Tizimín, tras el secuestro y la ejecución de “Colado”, agentes de la SSP reforzaron su presencia en esta región y anticiparon que continuarán los retenes de manera aleatoria en la comunidad.

Los uniformados últimamente comenzaron a instalarse en las salidas de la ciudad no solo pendientes de los vehículos que ingresan y salen, sino también ponen énfasis en unidades con placas de Quintana Roo.

Según los policías estatales, estarán por tiempo indefinido en diversos puntos de manera aleatoria hasta nuevo aviso.

El objetivo es que regrese la tranquilidad al municipio y la ciudadanía se sienta tranquila, luego de los últimos sucesos violentos registrados en la zona, indicaron.

Ayer, en medio de su puesto de control instalado en la salida a Valladolid estuvieron parando a todo vehículo que ingresaba a la ciudad y salida con placas del Estado de Quintana Roo.

Incluso hubo taxistas provenientes de Cancún a quienes les revisaban el maletero y pedían abrir hasta el equipaje para verificar lo que había en su interior.

A los conductores los cuestionaban sobre su destino y los motivos de su presencia a Tizimín.— Juan Antonio Osorio Osorno / Wendy Ucán Chan

Lee: Hasta 140 años de prisión les darían por el secuestro de hotelero en Yucatán

Fallece Diana Pérez, voz de “Jessie” de "Pokémon"

El TDAH podría desaparecer