in

Barrido sanitario en un barco

A la izquierda

Muere pescador y les hacen prueba de Covid-19 a 15

PROGRESO.— Un pescador murió de cirrosis hepática a bordo del “Pescamex 24” en alta mar y, cuando el barco llegó a Yucalpetén, se hizo una operación policíaca-sanitaria: a los tripulantes no les permitieron desembarcar y todos fueron llevados al Centro de Salud con Servicios Ampliados (Cessa) de esta ciudad, para que les hagan la prueba de Covid-19.

El acta de defunción dice que la causa de la muerte fue cirrosis hepática.

El pescador fallecido fue identificado como Tirso Virgilio Tut Ku, de 55 años.

La tripulación del “Pescamex 24” reportó que él padecía cirrosis hepática, el domingo 13 en la noche se empezó a sentir mal y falleció en la madrugada del lunes cuando el barco estaba por Las Coloradas, Río Lagartos, lejos de la costa.

Se reportó el deceso a la Capitanía de Puerto de Yucalpetén y, desde el mismo lunes, el “Pescamex 24” emprendió el retorno a puerto, pero tuvo una falla mecánica y demoró su travesía.

Barcos que acababan de salir por pulpo y estaban por el rumbo no aceptaron trasladar a puerto al pescador muerto, así que la empresa Pescados Mexicanos envió al “Pescamex 17” a remolcar al “Pescamex 24”, que ayer al mediodía arribó a los muelles de Yucalpetén.

Antes, en la mañana, en los muelles de Yucalpetén corrió la versión que un pescador del “Pescamex 24” murió de Covid-19 y que los restantes 15 tripulantes se contagiaron y quedarían en cuarentena.

En los muelles esperaron la hija del occiso y otros deudos que llegaron en una ambulancia de Halachó.

También estaban Freddy Pech Hernández, capitán de Puerto de Yucalpetén; agentes de la Policía Estatal Investigadora (PEI), Policía Municipal y Secretaría de Seguridad Pública.

En los muelles de la congeladora Pescamex se separó un espacio para que atraque el barco y bajen el cadáver y los 15 tripulantes.

Pero cuando el “Pescamex 24” arribó al puerto de abrigo, las autoridades marítima, sanitaria y policíaca lo mandaron al astillero Pescamex, ubicado en el costado norte del puente de Yucalpetén (zona industrial), donde por ser instalación privada solo se permitió entrar a la carroza de la funeraria Reyes Rodríguez y al personal del Servicio Médico Forense y de la PEI.

La Secretaría de Salud de Yucatán envió a Gabriel Enrique Castro Espinosa, coordinador operativo de Covid-19, para que traslade a los 15 tripulantes a bordo de tres ambulancias al Cessa para la prueba de Covid-19, pero no se informó si serán puestos en cuarentena.

Hidroleano Tut Ku identificó el cuerpo de su hermano, que fue embalsamado en la funeraria y las 6 p.m. llevado a su casa en Halachó, donde será velado. El sepelio será hoy miércoles.

Un caso anterior

El 18 de agosto, el barco “Tepakán” trajo a un pescador que murió presuntamente de Covid-19, pues tuvo fiebre y tos, cuando pescaban pulpo por la zona de Celestún.

La Guardia Nacional impidió que los 12 pescadores restantes desembarquen, paramédicos de la Cruz Roja les checaron el nivel de oxigenación de sus pulmones, se les autorizó desembarcar, pero se les recomendó hacerse la prueba de Covid-19 y quedarse en cuarentena.

Pero al día siguiente descargaron el pulpo que trajeron en los muelles.— G.T.V.

Fiestas patrias en Yucatán: así se vivió el Grito de Independencia