in

Cae la pesca de langosta

El barco “El Chato” retornó ayer al refugio de Yucalpetén

Regresan cuatro barcos con 550 kilos en promedio

PROGRESO.— Como un anticipo de lo que se espera en la temporada de pulpo, el primer viaje de la pesca de langosta resultó de bajos volúmenes de captura.

Así lo demuestran los cuatro primeros barcos que ayer martes retornaron al puerto de abrigo de Yucalpetén.

Cada uno trajo, en promedio, 550 kilos del crustáceo, que es la mitad de lo que trajeron en la primera quincena de julio de 2018.

Los langosteros señalaron ayer que la baja captura es consecuencia de la pesca furtiva que se hace durante todo el año, incluso en la temporada de veda, en la zona del Arrecife Alacranes.

“Los piratas saquearon la langosta, la pesca ilegal estuvo imparable tanto en el Arrecife Alacranes como en la costa; no se impidió y ahora se están viendo las consecuencias: hay baja pesca del crustáceo, el primer viaje fue regular, pero en los siguientes podría desplomarse”, dijo Bernardo Díaz, patrón del barco “El Chato”, de la cooperativa Pescadores del Golfo de México.

Ayer arribaron, además de “El Chato”, los barcos langosteros “Golfo I”, “Propemex Y-16-G” y el “Propemex Y-41-G”, éste de la cooperativa Pescadores de Sisal.

Los cuatro pesqueros arribaron a las 5 de la madrugada al puerto de abrigo de Yucalpetén y, de inmediato, los tripulantes comenzaron a bajar las preciadas langostas.

La causa

Los langosteros, entre ellos Bernardo Díaz y Luis Chan, este último buzo-pescador, señalaron que la pesca furtiva es la causa de la baja captura de la langosta.

Afirmaron que siempre en el primer viaje que se hace en la primera quincena de julio, los barcos capturaban en promedio 1,200 kilos, pero en esta temporada se desplomó a la mitad en comparación con el año pasado.

La única explicación que se dan los langosteros, quienes en su mayoría son de Timucuy y Bokobá, es que los pescadores furtivos saquearon Alacranes, capturaron langosta en plena veda y ahora se resiente ese saqueo.— Gabino Tzec Valle

Presunto “pitazo”

Bernardo Díaz relató que antes del inicio de la temporada de pesca de langosta, hicieron un viaje a Alacranes, llevaron inspectores de la Conapesca, pero al parecer les dieron el “pitazo” a los furtivos, quienes desaparecieron de ese arrecife, no se les pudo hallar in fraganti, pero se dice que son cinco lanchas rápidas que llegaban a Alacranes para la pesca ilegal.

Pasaría lo mismo

“Así como pasó con la langosta, que en su primer viaje está baja la captura, lo mismo podría ocurrir con el pulpo cuando se inicie la temporada en agosto, la pesca furtiva tendrá consecuencias”, dijo.

Rommel Pacheco avanza a la semifinal en trampolín de tres metros