in

Calle intransitable

Un tramo de la calle 37 entre 40 y 42 de Valladolid

Hay zanjas, pero de todas formas se inunda, dicen

VALLADOLID.— Vecinos del centro de la ciudad se quejan del drenaje de la calle 37 entre 40 y 42, ya que a pesar de aparentar estar en buenas condiciones, con las lluvias los encharcamientos no se filtran pronto.

Según comentaron los vecinos afectados, en los días soleados la calle tiene un buen aspecto, pero cuando llueve se hacen visibles los problemas, en especial el encharcamiento en casi toda su extensión.

“Si no llueve estos problemas no se notan, pero apenas cae una lluviecita enseguida aparecen. El viernes estuvo lloviendo mucho y era casi imposible pasar, además que los automovilistas no bajan su velocidad y levantan mucha agua cuando pasan”, declaró Jesús Aguirre Maas.

De igual manera comentó que a pesar de que en dicha calle hay zanjas colectoras, éstas son prácticamente inútiles, ya que cuando llueve mucho el agua sobrepasa su capacidad de absorción y hay encharcamientos.

“Cuando llueve muy fuerte, un poco del agua sí se filtra pero lo demás permanece encharcado. Como que se rebosa el agua y toda la calle se inunda hasta parecer casi una piscina”, declaró.

Finalmente expuso que espera que las autoridades correspondientes tomen cartas, “puede que no sean muy grave, pero es un problema importante para quienes pasamos por esta calle”, dijo.— Lol-bé Martínez Álvarez

Eugenia León recuerda a Francisco Toledo y a los desaparecidos de Ayotzinapa

Cartón de Tony: MAÑANERA TRASNOCHADA