in

Casas “de mala calidad”

Una calle de Progreso inundada por las lluvias que caen a diario

Filtraciones y más problemas dejan las lluvias diarias

Las lluvias, que ayer jueves cayeron por tercer día seguido en varias comunidades de Yucatán, benefician a los productores agropecuarios y mitigan la ola de intenso calor, pero causan estragos a la población, al dejar calles y casas inundadas, árboles caídos por los fuertes vientos, chispas en los cables de electricidad golpeados por las ramas e interrupciones de servicios, entre otros.

En Umán, vecinos se quejan en las redes sociales de que sus casas y calles se inundaron con las lluvias del martes y miércoles debido a que muchos pozos pluviales están llenos de basura.

Una de las zonas más afectadas es el fraccionamiento Piedra de Agua, donde los habitantes se quejan de que sus casas presentan filtraciones y de que el agua por sus patios, por la calle, techos y paredes por la mala calidad de sus viviendas.

“No es posible que haya llegado la temporada de lluvias y el Ayuntamiento no haya limpiado los pozos pluviales que están llenos de basura y lodo, así que no absorben bien el agua y cuando pasan los vehículos entra el agua a las casas”, indica Claudia Chan.

En Progreso, muchos vecinos de la colonia Benito Juárez, en el oriente del puerto, se quedaron durante 18 horas sin luz y sin servicio de internet porque, a las 11 de la noche del martes, el transformador de la calle 27 entre 14 y 16 se quemó por las descargas eléctricas que acompañaron a la lluvia.

Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quitó el transformador dañado e instaló otro y el servicio se restableció a las 5 p.m. de anteayer miércoles.

No obstante, el miércoles, desde la tarde y hasta las 11 de la noche, cayó otra lluvia acompañada de descargas eléctricas, que causaron breves pero constantes interrupciones de la energía eléctrica, que dejaron sin telefonía e internet a casas particulares y negocios de la ciudad.

Los dos días de lluvias además dejaron inundadas muchas calles del puerto, en especial la de entrada y la de salida de la ciudad, donde los conductores de vehículos pasaron apuros.

Igual se inundó el libramiento a Chicxulub Puerto.

Una vez que el agua bajó, en las calles se vieron baches, pero personal de la Comuna reparó las vías.

Ayer en el puerto llovió a partir de las 5:25 de la tarde y los vecinos pasaron apuros por tercer día seguido.

En Hunucmá, los agricultores se dicen de plácemes por las fuerte lluvias porque, indican, les ayudarán a tener buenas cosechas de espelón, calabazas y otros productos, como las naranjas agrias, que son escasas y cada una se vende a cuatro pesos.

En Sitilpech, Izamal, los campesinos y ganadores dicen que las lluvias benefician los cultivos y los pastizales.

No obstante, los vientos que acompañaron a la lluvia del martes, que duró casi tres horas, tiraron un árbol sobre el techo de una vivienda.

Además, ocasionaron que muchas ramas golpeen los cables de electricidad y que estos saquen chispas.

Poda que causa apagón

Hace unos días un vecino del norte de la comisaría al podar un árbol su herramienta topó con los cables y ocasionó que la mitad de la población se quede sin luz eléctrica y señal telefónica.

Hasta ahora, pocos vecinos ya podaron sus árboles cercanos a los cables de luz.

En Tixkokob, vecinos se quejan de que con la torrencial lluvia de anteayer miércoles el servicio eléctrico se interrumpió a cada rato y a pesar que lo reportaron a la CFE, no mandó a personal a poner fin a los apagones.

Los habitantes protestaron cerrando la calle principal de Tixkokob.

En respuesta, dos empleados de la CFE, quienes ya estaban fuera de horario laboral, subieron la cuchilla que se cayó y causó el apagón por esa zona.

Al final, el problema principal provino del bajante de corriente de un domicilio.

Ya restablecida la luz, policías, trabajadores de la CFE y vecinos tomaron hasta los refrescos que el director de la Policía invitó.

En Seyé, los fuertes vientos que acompañaron a la lluvia de anteayer miércoles arrancaron láminas de techos de casas, tiraron ramas sobre autos e inundaron algunos predios.

A las 5:30 de la tarde comenzaron la lluvia y los fuertes vientos, que además dejaron árboles caídos y calles encharcadas y sin luz.— Carolina Uc Quintal / Gabino Tzec Valle/ Jorge Castilla Franco/ José Candelario Pech Ku/ Mauricio Can Tec/ Edwin Canché Pech

Alberto Vázquez y Leo Dan ofrecen emotivo concierto

Cuatro empresas beneficiadas con créditos del Isstey