in

Cascada de cancelaciones

La prohibición de realizar reuniones sociales

Lamentan nueva disposición contra reuniones sociales

VALLADOLID.— Las nuevas disposiciones del gobierno del Estado, que canceló las fiestas, bodas, bautizos y todo tipo de reuniones sociales vuelve a poner en un serio problema a un sector de la sociedad, pues las banqueteras, músicos, meseros y todos los involucrados en este tipo de negocios ya no tienen oportunidad de prestar sus servicios, de tal modo que los contratos que habían hecho para el próximo año se empiezan a cancelar.

Como hemos publicado en su momento, algunos tecladistas acuden en las puertas de algunos negocios para ambientar el lugar con su música con la esperanza de obtener algunos pesos para salir adelante, aunque otros ya habían hecho contratos para el próximo año, para trabajar para grupos reducidos, pero ahora ya se están cancelando sus reuniones.

En plática, Javier Sosa Cabrera, propietario de una banquetera local, comentó que durante seis meses estuvo inactivo, por lo que estuvo pasando por serios problemas que lo orillaron a vender algunas propiedades para salir adelante.

Esperanza

Con la autorización de la reactivación económica brilló una esperanza en ellos porque empezaron a dar servicio de manera esporádica para pequeños grupos de entre 20 y 30 personas, y aunque no es mucho al menos salía para comer y salir poco a poco adelante.

Ya tenían contratos para pequeños grupos este mes y el próximo año, respetando los protocolos de salud, pero con las nuevas disposiciones del gobierno al cancelar por completo las reuniones sociales los vuelve a poner en una situación mucho más complicada.

De la misma manera algunos dueños de equipo de audio también ya tenían hecho algunos contratos con pocas personas para el siguiente año, pero ahora también les están cancelando, y lo más difícil es que ya habían recibido anticipos que han gastado para otros pagos, y ahora tendrán que devolverlo, lo que los pone en situación más delicada que antes.

En la misma situación están las pastelerías o negocios que se encargan de hacer los pasteles para las fiestas, mismas que ya se están viendo afectadas y sus ingresos son pocos, tomando en cuenta que algunos tienen sus negocios donde venden sus productos en exhibición, pero debido a que no habrá fiestas tampoco se venderán.

Otros que estarán pasando necesidades son los meseros, los que encargan de adornar los locales sociales y todo el que está involucrado en la organización de las fiestas y todo tipo de reuniones.— Juan Antonio Osorio Osorno

Conductor vuelca y "desaparece" en la carretera Mérida-Motul