in

Cazadores de venado

DZIDZANTÚN.— Dos cazadores furtivos de venado fueron retenidos ayer en la madrugada en un filtro sanitario de esta comunidad.

Los retenidos fueron detectados en un retén instalado en la carretera Cansahcab-Dzidzantún, cuando intentaban entrar a la comunidad, pero fueron detectados por la Policía.

Los cazadores son originarios de Mérida y viajaron exclusivamente a montes de Dzidzantún para matar venados y vender la carne.

Cuando sus ocupantes fueron cuestionados sobre el motivo de su ingreso a la localidad, cayeron en contradicciones alertando a la Policía.

Los cazadores tenían en su poder dos escopetas con mira telescópica, pero como exhibieron los permisos para portarlas, fueron amonestados y dejados en libertad.— MAURICIO CAN TEC

 

¿Por qué "Las Lavanderas" usaban playeras de Chivas y Rayados?

Homilía del V domingo de Pascua