in

Central por méritos propios

Foto: Megamedia

Puertas abiertas para más damas como árbitros

Cuando en la Liga Estatal de Primera Fuerza de Yucatán se dio la oportunidad, por asunto de capacidades, de que una mujer pudiera ser árbitro central, no dudaron en hacerlo realidad.

“Siempre he pensado y afirmado que tanto la mujer como el hombre tienen capacidades para emprender trabajos por igual”, dice Freddy Sansores Carrillo, presidente de Delegación Estatal de Árbitros de Fútbol de Yucatán, que se encarga de asignar a los silbantes para la principal liga semiprofesional del sureste mexicano.

La asignada para pitar fue Adriana Gutiérrez Gómez. La cita: el 27 de mayo de 2018, cuando se enfrentaron Seyé y Motul, en un partido con pase a la liguilla de por medio.

Adriana fue y convenció.

“Es un gran ejemplo hoy en día que Adriana comparta con nosotros el arbitraje estatal en sus diversas categorías. La aceptación en sus decisiones es producto de su capacidad nata. Ella es nuestra compañera y la queremos mucho en la Delegación Estatal de Árbitros”, añade el directivo.

¿Y la Liga Estatal y sus integrantes?

“¿Una mujer silbando en la Liga Estatal? Suena raro para ser la Primera Fuerza. No estábamos acostumbrados, pero con el trabajo que realizó Adriana ese día, mostró que si actuó como silbante central fue por méritos propios”, afirma Andrés Ojeda Espinosa, presidente de Primera Fuerza. “Se requiere capacidad para ser árbitro y mucha fuerza mental para estar entre 22 varones y muchos ojos más fuera del campo. Ojalá en el futuro pudiera haber más mujeres como ella”.— Gaspar Silveira

 

Queda atascado un camión en los rieles