in

Cierran solo una de cinco gasolineras ilegales

El Palacio de Sotuta

Un detenido en la operación de tres horas en Sotuta

SOTUTA.— El combate al “huachicoleo”, o robo de combustibles, llegó a esta comunidad, donde ayer jueves de 1 a 3 de la tarde se realizó una megaoperación federal que dejó saldo de un detenido y vecinos alarmados por la inusitada llegada de soldados, navales y policías.

Más de un vecino se puso nervioso de ver tantos vehículos y militares, entre marinos y soldados.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Armada de México, Procuraduría General de la República (PGR), Petróleos Mexicanos (Pemex) y Secretaría de Seguridad Pública del Estado llegaron con ambulancias, grúas y otros vehículos oficiales.

Los oficiales decomisaron unos 300 litros de gasolina de un expendio clandestino de la calle 20 entre 27 y 29, que es vía hacia Cantamayec.

En el predio, ubicado a dos cuadras de la Dirección de la Policía Municipal en Palacio, detuvieron a Isidro Balam, quien es conocido en la población con el sobrenombre de “Cositas y tiene entre 25 y 30 años de edad.

En la comunidad se comentó que no se sabe el motivo de que solo ese expendio se revisó y decomisaron bidones de gasolina.

Varios vecinos expresaron que hay otras gasolineras clandestinas como la de “Don Raúl”, “Renán”, “Luis Simá” y del apodado “Pichi”.

Otros indicaron que en el predio también se aseguró mariguana y otra droga, pero eso no se confirmó.

Se averiguó que durante la operación, la alcaldesa, la priista Reyna Isabel Yam, estaba en Mérida.

Algunos vecinos opinaron que la primera edil y el exalcalde Andrés Santana Fraga hacían diligencias en Merida para liberar al detenido.

La operación causó pérdidas a los bares, pues varios se quedaron sin clientes por el temor de que las revisiones lleguen a ellos.— Megamedia

 

Alcalde estrena secretario

Tirar la bomba y huir