in

Comestibles, buen negocio en el parque de Valladolid

Por los precios en que se venden comestibles en el parque principal de Valladolid es un lugar cotizado

En el lugar los precios registran alza considerable

VALLADOLID.— Vendedores ambulantes y semifijos que ofrecen diversos productos en el parque principal “revientan” en sus precios a los turistas, debido a que éstos son elevados hasta más del doble comparado con su precio normal, y según algunos de ellos las autoridades se los permiten porque pagan su derecho de piso.

Durante un recorrido en el parque, algunos de ellos reconocieron que sus precios son más del doble de su costo normal, y son productos que ofrecen de esa manera desde hace muchos años y no han tenido ningún problema.

A manera de ejemplo el precio en la calle de una paleta, es de $10, en el parque cuesta $15, incluso hasta $20 y $25 los de crema y chocolate y se venden bien.

Un paletero en el interior del parque, comentó que a él se lo dan en la paletería a $7, incluso en otro lugar a $8, y ellos lo tienen que vender a $15, de tal modo que le gana alrededor del 100%. En su caso comentó que al menos ayer lunes sacó 60 paletas vendidas a $15, obtiene en promedio $480 de utilidad, y por fortuna todo se le acaba, sobre todo, ahora que hay calor y arriban muchos turistas.

El helado en la calle cuesta $15, incluso hay quienes lo ofrecen en $10, pero en el interior del parque se lo venden al visitante $25, un refresco o agua embotellada que tiene un precio normal de $12, lo venden hasta en $20 en el parque principal.

Un raspado que en cualquier punto en los carritos que se desplazan en las calles lo venden en $10, pero en el parque tiene un costo de $25 supuestamente para los turistas pero se ha visto que el mismo precio les cobran a los locales.

Los precios de las marquesitas en cualquier lugar es de $25, pero en el interior del parque cuesta $50, y los turistas hasta fila hacen para poder comprarlas, sobre todo en las tardes, cuando los visitantes están de regreso de la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Todos los vendedores de productos comestibles están haciendo “su agosto”, en el interior del parque, pero no hay nadie que les ponga un alto, según ellos argumentan que están pagando $250 mensual al ayuntamiento por el uso del suelo, de modo que no les pueden decir nada, incluso están enterados de toda la actividad comercial el interior del parque principal.— Juan Antonio Osorio

 

Prevén 1.5 millones en la informalidad

Cartón de Tony: Chayo Julio César