in

Comisaría continúan entre agua en comisaría de Tizimín

Un vecino de Santa Rosa y Anexas colocó maderas para poder llegar a entrada de su casa

Familias aún no retornan a sus casas, en Tizimín

SANTA ROSA Y ANEXAS, Tizimín.— Aunque el agua estancada ya bajó en gran parte de la comunidad, algunas casas siguen inundadas y las familias no han podido regresar.

Los pobladores señalan que los paquetes de despensas a sus hogares no han hecho falta; sin embargo, las condiciones en las que viven les comienza a causar sarpullido en la piel y ronchas por los piquetes de moscos.

La mayoría de los vecinos coincide que después de las 6 de la tarde comienza una epidemia de moscos que parecen “helicópteros” debido a su tamaño.

Por la noche, algunas familias encienden repelente de mosquitos en espiral, cartones de huevo o cáscaras de naranja para ahuyentar a los moscos y permanecer encerrados antes de dormir.

Según los vecinos, la pestilencia del agua estancada es mínima en el transcurso del día y parte de la tarde, pero lo peor es por las mañanas cuando casi no hay viento.

En algunas zonas donde el agua ya bajó hasta 10 centímetros, las familias decidieron retornar aunque sus patios y entradas de sus hogares siguen inundados.

Incluso han improvisado puentes con madera y bloques para poder ingresar y tratan de retirar basura para que se seque más rápido.

En la parte baja de Santa Rosa, unas 15 casas siguen inundadas y los pobladores tratan se atravesar las zonas con botas de hule o con ayuda de chalanas.

Los trabajos que se realizan con la máquina enviada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) no han parado, pero cada vez hay lluvias y el agua estancada baja muy lento.

Afortunadamente enviaron baños portátiles, unos para hombres y otros para mujeres, que están instalados en cada esquina.

Indican que si pararan un poco las lluvias en una semana podría bajar unos 10 centímetros más el agua.— WENDY UCÁN CHAN

Niegan Obras

Los prestadores de servicios dicen que les han negado permisos para hacer obras.

Sin permiso

Incluso a los mismos vecinos de la Calzada de los Frailes que han querido construir les han negado los permisos.

Más detalles de una declaración que hizo el Papa

AMLO responde a la carta de congresistas: “No me paga Repsol”