in

Conocen el zoo e Izamal

Los niños de la escuela Jacinto Canek

Sorprenden a 70 niños de Tiholop con un almuerzo

IZAMAL.— Los alumnos de la escuela de preescolar bilingüe Jacinto Canek, de Tiholop, Yaxcabá, cumplieron anteayer martes su sueño de visitar el Parque Zoológico El Centenario, en Mérida, y, además, este Pueblo Mágico.

A fines de febrero se hizo viral el vídeo en el que el niño Santos Erubiel Coox Poot, en nombre de los 76 estudiantes del colegio, solicitó, en lengua maya, al gobernador Mauricio Vila Dosal su apoyo para que conozcan El Centenario en Mérida.

En respuesta, el gobierno del Estado otorgó el apoyo de transporte para el viaje.

Anteayer, poco más de las 10:30 de la mañana, los niños, vestidos con el traje típico, llegaron al zoológico.

Seis de los 76 niños de la escuela no viajaron, porque ellos o alguno de sus padres estaban enfermos.

Además de varias madres, les acompañaron la directora y profesora del plantel, Wendy Dianely Coox Poot, y las maestras, Leydi Ojeda Poot e Hilaria May Chin.

El colectivo altruista Niños Felices recibió a los pequeños con juguetes, refrigerio y show de payasos.

Con sonrisas y gritos de alegría, los niños disfrutaron el recorrido para ver a los animales, bajo la guía del personal del zoológico, y el paseo en el trenecito.

Para muchos de los padres fue también su primera visita al zoológico.

Luego, el grupo recibió una sorpresa: el profesor Carlos Esquivel, propietario del restaurante La Conquista en Izamal, les ofreció una comida a los 70 alumnos y 70 madres de familia.

“Este apoyo es sin fines de lucro; cuando me enteré de la petición de los niños de visitar El Centenario, me contacté con la directora del plantel, en lo que se pudo porque casi no hay señal telefónica en Tiholop, y me comprometí a que el día que visitaran Mérida, pasen a Izamal y se les invita a comer”, relató el maestro.

“Estoy muy agradecido con su visita; espero que la visita al parque (El) Centenario les haya fascinado y que esta visita a Izamal sea placentera; yo estoy muy contento de contribuir en esta causa y qué mejor manera de recibirlos en mi restaurante, que es casa de ustedes”, añadió el profesor.

Rosa María Iuit Coox, a su vez dijo: “Yo hablo muy poco el castellano, voy a decirles unas palabras en maya, en mi pueblo crecimos hablando la maya y pocos hablamos muy claro el castellano.

Acompañó a su nieto

“Yo hablo en nombre de todos los papás, yo acompañé a mi nieto y estoy feliz porque no conocía El Centenario y ahora ya lo conozco.

“Gracias a usted maestro porque nos invitó a comer; no pensamos llegar a Izamal, algunos igual no lo conocíamos y llegamos ahora.

“Hay muchas cosas qué platicar cuando se llegue a la casa”, expresó.

Tras el almuerzo, el grupo visitó el convento de la ciudad y emprendió el retorno a Tiholop, comisaría de Yaxcabá ubicada a 151 kilómetros de Mérida y a 94.3 km de Izamal.— José Candelario Pech Ku

Ronda de opiniones

Niños de la primaria Jacinto Canek, de Tiholop, Yaxcabá, hablan, en maya y español, de su primera visita al zoológico El Centenario y a Izamal.

Santos E. Coox Poot

Me gustó ir al Centenario porque no lo conocía, vi muchos animales, había monos, pájaros, hipopótamos, jirafas, leones, venados, subí al trenecito; me gustó. Sí quería conocerlos porque me gustan los animales, solo los conocía en los libros. Estoy muy contento porque fui a ver a la casa de los animales; también hubo payasos.

Violeta Beh Alcocer

Sí me gustó visitar a los animales, me gustó ver a los monos, leones, jirafas, hay hipopótamos. Me gustó el trenecito, me gustaría regresar otra vez, para volver a ver a los leones y subir al trenecito. También mi mamá está feliz. No conocía muchos animales, hay tortugas también y cochinos. Nos dieron juguetes.

Merci Alcocer Gamboa

No conocía El Centenario y me gustó ir a ver a los animales. Están bonitos. Hay monos, leones, tigres, culebras, pájaros, venados, jirafas. Están grandes los animales. Lo voy a contar a mis amigos del pueblo lo que vimos. No me asusté cuando los vi. A regreso otra vez con mi mamá a ver los animales.

Francisco J. Ruiz Matos

Esta bonito donde fuimos. Subí al trenecito con mi mamá. Nos dijeron qué comen y también otras cosas. Me gustó pasear en Mérida. Los animales gritan mucho y se movían en su casa (jaula). El hipopótamo está muy gordo, las jirafas muy largas.

Mi mamá también conoció a los animales.

Cartón de Tony: Lo que diga su dedito

Encuentro Cinematográfico de la Filey

Cine para todos en la Filey