in

Conservan tradición

Feligreses en su visita a los Reyes en su santuario en el centro de Tizimín. La afluencia de peregrinos ha bajado

Baile de la cabeza de cochino, aún vigente en gremio

TIZIMÍN.— El baile de la cabeza de cochino y el juego del palo encebado son de las pocas tradiciones que se conservan en los gremios durante la fiesta patronal.

La tarde del jueves integrantes del gremio Estrella del Oriente, que preside Crisanto Cob Canul, llevaron al cabo su gremio como promesa a los Santos Reyes.

En la casa de la familia Cob Canul, que tiene el gremio desde hace 16 años, aún conservan una de las tradiciones que es la danza de la cabeza de cochino, donde los hombres son los que se encargan de cargar la charola que tiene al cerdo. Alrededor bailan mujeres con ramilletes en mano mientras una va rociando agua en su andar.

Crisanto Cob dice que de acuerdo a las creencias el rociar agua a la gente es significado de darle de beber a los cochinos, porque traen sed durante su caminar y están cansados.

Señala que desde que tienen el gremio han buscando realizar cada año esta danza para preservar las tradiciones, además que desde hace un año que iniciaron con el juego del palo encebado, pero para hacerlo más emocionante ofrecen premio atractivo para convencer a los jóvenes.

Fue en la terraza de la vivienda de la familia donde se sembró un palo de aproximadamente 6 metros y en ella se tenían que subir cuatro personas hasta llegar al punto más alto.

Por otra parte, este sábado se espera una segunda procesión a los Tres Reyes Magos en medio de la fiesta en su honor.

Aunque ha sido una semana de baja afluencia de peregrinos, a partir de hoy visitarían el templo más feligreses. Se ha dispuesto que la iglesia permanezca abierta toda la noche.— Wendy Ucán Chan

 

¿El ogro caprichoso?

La razón pura