in

Cosecha en riesgo en Peto

El próximo sábado los campesinos de Papacal insistirán al dios maya Cháak que mande las lluvias

Campesinos van del ch’a cháak a ruegos en iglesia

PETO.— La falta de lluvia causa desesperación a agricultores, quienes indican que difícilmente habrá cosecha este año debido a que continúa la sequía.

Campesinos de la comisaría de Papacal indican que la semana pasada hicieron un ch’a cháak para ver si caen las lluvias, pero no tuvieron éxito, así que desde hace unos días acuden a la iglesia a hacer ruegos.

Su desaliento crece debido a que sus súplicas no son escuchadas y no caen los aguaceros que necesitan para que se recuperen sus cultivos.

José Rodrigo Couoh Dziu, ejidatario de la comunidad, señalo que ya perdió tres hectáreas de maíz que sembró a finales de mayo.

—Con las primeras lluvias que cayeron en el mes de mayo aproveché para sembrar tres hectáreas de maíz híbrido y tres de xnuknaal.

—El híbrido ya espigó y prácticamente ya se perdió debido a que no hubo lluvias y no dieron mazorcas. Ahora solo me queda la esperanza de lograr la variedad de ciclo largo, pero si las lluvias siguen sin caer, será muy difícil.

—Los compañeros están desesperados por esta situación, porque no parece que estuviéramos en temporada de lluvia, más bien parece que estamos en temporada de seca.

—Las lluvias han sido escasas y cuando caen no tardan, por lo tanto es insuficiente, incluso hay compañeros que todavía no han podido sembrar y otros se están arriesgando a sembrar así, pero los ratones sacan la semilla.

—Es incierto lo que pasara pero vemos muy complicado que se pueda lograr la cosecha de este año, en lo personal ya perdí tres hectáreas de maíz que sembré y mi única esperanza son las tres hectáreas de xnuknaal que sembré.

Señaló que el próximo sábado toda la comunidad hará un ch’a cháak en el centro de la población para pedirle al dios Cháak la lluvia y esperan que eso los ayude porque están desesperados.— MIGUEL ANGEL MOO GÓNGORA

Homilía del XVI domingo del tiempo ordinario