in

Crecerá 40 hectáreas la terminal remota de Progreso

En 2023 estaría lista la ampliada terminal remota

PROGRESO.— En presencia del secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, el gobernador Mauricio Vila Dosal y el director de la API Progreso, Jorge Carlos Tobilla Rodríguez, firmaron ayer el convenio para ampliar el puerto de altura.

El gobierno de Yucatán destacó, en un comunicado, que es un logro histórico porque la obra se buscaba desde hace 10 años.

El almirante Ojeda Durán, afirmó que el proyecto de modernización y ampliación de esta infraestructura va a detonar el sureste de México, región que por muchos años ha estado rezagada.

“Este proyecto es una realidad y esta primera etapa se tiene que terminar antes de noviembre de 2023, si es antes mejor”, declaró.

Según el gobierno, la obra permitirá manejar mercancías e implementar modelos de negocio, como gas natural o automóviles, y podrán llegar cruceros de mayor tamaño, liberando el potencial de Yucatán para los sectores logístico, manufacturero de exportación y turístico.

El calado pasará de 9.75 a 14.40 m de profundidad

La Administración Portuaria Integral (API) de Progreso y el gobierno de Yucatán firmaron ayer martes al mediodía el convenio de colaboración para la obra de ampliación de la terminal remota, con inversión de $4,000 millones.

El director de la API, vicealmirante Jorge Carlos Tobilla Rodríguez, y el gobernador Mauricio Vila Dosal suscribieron el pacto en la sala de juntas de la API.

Como testigos de honor estuvieron el secretario de Marina, almirante José Rafael Ojeda Durán, y el alcalde Julián Zacarías Curi, entre otros funcionarios de gobierno.

El evento fue privado, sin acceso a reporteros.

El miércoles 14, al inaugurar la segunda etapa de mejoras del malecón tradicional, el gobernador anunció que el martes 20 se firma el convenio para la ampliación de la terminal remota, con $4,000 millones.

Según un comunicado del gobierno de Yucatán, la obra se realizará en coordinación con la iniciativa privada.

Consistirá en aumentar el dragado y el ancho del canal de navegación, la dársena de ciaboga y dársenas operativas; con el material que se extraiga del dragado se hará el relleno y nivelación de una plataforma para terminales. Se espera que esté listo para noviembre de 2023.

La primera etapa comenzaría con la ampliación 40 hectáreas; ahora la terminal tiene 32 ha.

El proyecto podría llegar hasta 120 ha, pero dependerá de varios estudios.

Tan solo el astillero de la empresa italiana Ficantieri podría ocupar unas 40 ha, afirmó el gobierno estatal.

Se ampliarán los muelles 6 y 7, y se harán dos nuevos muelles de 600 y 300 metros de largo, respectivamente.

La profundidad en el canal de navegación pasará de 9.75 a 14.40 metros.

Con esos trabajos se dragará la dársena norte; adecuación de los muelles 6 y 7. Se harán trabajos de relleno entre los muelles 4 y 5.

La API informó, en un comunicado, que el convenio establece que la obra tendrá tres etapas:

1) Planeación y desarrollo del proyecto: desde la licitación y elaboración de los estudios previos hasta la elaboración y entrega del proyecto ejecutivo, incluyendo el registro en cartera ante la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

2) Ejecución: la realización de las licitaciones para la asignación de contratos de Obra Pública, así como los Concursos Públicos Internacionales con base en la Ley de Puertos para la asignación de Contratos de Cesión Parcial de Derechos y Obligaciones en el área de ampliación.

3) Operación del proyecto: desde la entrega de las áreas a los cesionarios, así como la operación de las nuevas terminales o instalaciones portuarias.

A la ceremonia de la firma del convenio también asistieron el vicealmirante Adrián Hermilo Valle González, comandante de la IX Zona Naval; capitán Carlos Alberto Gómez Martínez, director general de Fomento Económico y Administración Portuaria; contralmirante Martín Franco Mouton, director general de Obras y Dragado de la Secretaría de Marina; Alicia Lara Alcocer, gerente de Comercialización de la API; César Manuel Cepeda Valencia, gerente jurídico de la API; contralmirante Armando Caballero Vázquez, administrador de la Aduana Marítima, y Gerardo Díaz Zavala, subsecretario de Inversión, Desarrollo Económico y Financiamiento de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo de Yucatán, entre otros.— G.T.V.

Incluso los niños deben cuidarse de la variante delta

Menos intoxicaciones etílicas en Yucatán

Yucatán deja el primer sitio nacional en intoxicación alcohólica