in ,

Cuánto cuesta vivir con VIH: $5,900 al mes en suplementos nutritivos

cuanto cuesta vivir con VIH suplementos
Tiaminal. “Es una inyección para todos los que tienen condición (nutritiva) de mediana a baja. El paquete de tres inyecciones está a $100, es para una semana; la de la marca Terminal está a $200”, detalla Carlos Méndez Benavides. Para un mes, se gasta $400. En Chedraui en línea, la caja de “Tiaminal-B12. Cianocobalamina (vitamina B12), Tiaminal y Lidocaina 50,000, inyectable, de Laboratorio Silanes” está a $292. En Farmacias del Ahorro en internet, la misma presentación se vende a $301.

Vivir con VIH cuesta unos $5,900 al mes en suplementos nutritivos, sin contar otros gastos que genera la enfermedad, como en antirretrovirales, y  en exámenes y tratamientos contra padecimientos oportunistas.

“Mucha gente con sida que está en el Seguro Popular muere por falta de nutrientes”, expresa Carlos Méndez Benavides , fundador del albergue Oasis San Juan de Dios, que apoya a personas con VIH/sida y se ubica en Conkal.

Cuánto cuesta vivir con VIH: suplementos

cuanto cuesta vivir con VIH suplementos
Carlos Méndez Benavides en el comedor del albergue Oasis San Juan de Dios. Foto de Flor Estrella

Entrevistado sobre cómo se vive día a día con VIH o sida, indica que la persona necesita no solo antirretrovirales, sino también suplementos de vitaminas, minerales y proteínas, y para comprarlos gasta unos $5,900 al mes ($197 al día).

Eso significa que debe ganar cuando menos 94 pesos más que el salario mínimo general diario que se paga en México (102.68 pesos), solo para cubrir ciertos requerimientos nutricionales.

Así, para enfrentarse al VIH o sida, una persona puede gastar $48,555.50 cada mes: hasta $42,655.50 en antirretrovirales, si los adquiere en farmacias, y $5,900 en suplementos nutritivos. Anualmente, una persona puede erogar $582,666 para contrarrestar al VIH en su organismo, es decir, $511,866 en el tratamiento más caro de antirretrovirales y $70,800 en suplementos nutritivos.

Te puede interesar:

 

cifras sida y VIH México
El panorama del VIH/sida en México de 1983 a junio de 2019

En México, hay 172,390 personas que viven con VIH (87,261) o con sida (85,129) —en Yucatán hay 3,591 personas “que continúan como seropositivas al VIH”— y unas 98,000 de ellas (el 57%) reciben antirretrovirales que paga el programa federal Seguro Popular, según el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y Sida (Censida).

“Aunque el Seguro Popular surte los antirretrovirales, no atiende otras necesidades de la persona que surgen a causa del VIH, y en Yucatán es difícil que la gente pueda comprar todo, porque la mayoría de las personas con VIH trabaja en albañilería, maquiladoras, el campo, la pesca o no labora”, destaca Méndez Benavides.

 

La visión de salud pública en México es la no transmisión del VIH/sida. No le da valor al cuerpo humano.

Carlos Méndez Benavides.

 

VIH indetectableTodo tratamiento de antirretrovirales (que da el Seguro Popular) es para bajar la carga viral del VIH” e “indirectamente, apoya al cuerpo porque aumenta las células CD4 (un tipo de  linfocitos, del sistema inmunológico), aunque esto no es su objetivo principal”.

 

 

Un cóctel químico a diario

cuanto cuesta vivir con VIH o sida
Atripla trae tres medicamentos. Se toma una pastilla al día. Foto de Flor Estrella Santana

A una pregunta, el entrevistado responde que a diario la persona ingiere de tres a cinco medicamentos contra el VIH, según el esquema que decida el médico, y eso significa que al día toma desde una tableta (con uno, dos o tres antirretrovirales) y hasta cinco pastillas, si el esquema incluye dos dosis diarias, en la mañana y en la noche.

En términos médicos, subraya, “todo tratamiento tiene como objetivo que el paciente tenga una carga viral indetectable y lograrlo significa que no puede transmitir el VIH”.

Sin embargo, enfatiza, en el Seguro Popular no hay el acompañamiento de un nutriólogo ni entrega de nutrientes adicionales, como los que consumen los deportistas de alto rendimiento.

células CD4 y VIH sida
A mayor copias de VIH en la sangre, se tiene menor cantidad de linfocitos CD4

Para combatir el VIH, la persona debe tener mínimo 500 CD4 (por milímetro cúbico de sangre)”, destaca Méndez Benavides. “Una persona con 250 o menos de CD4 no tiene capacidad productiva real de enfrentarse al VIH/sida y de no transmitirlo, así que, por ejemplo, no es recomendable el embarazo porque se tendría un niño débil inmunológicamente”.

 

células CD4 y VIH sida
Guía para interpretar la prueba de recuento de linfocitos CD4. Fuente: medlineplus.gov

Cuánto cuesta vivir con VIH: suplementos y “explosivos musculares”

Entre los productos que los pacientes se ven obligados a comprar para mejorar su organismo, ante los efectos del VIH, Méndez Benavides menciona los siguientes:

Ensure. “Es alto en nutrientes como aminoácidos, vitaminas y minerales. Se toma una vez al día. Aquí compramos la marca comercial Simisure; la bolsa de 462 gramos en polvo dura 14 días y está entre $300 y $400; es la presentación más económica”, detalla Carlos Méndez Benavides. Se eroga unos $800 al mes. En mercadolibre.com.mx, la bolsa de sabor vainilla está a $234 y la de fresa o chocolate, a $379.90.
Creatina. El cuerpo convierte la creatina en fosfocreatina y la almacena en los músculos, donde se usa para obtener energía. Carlos Méndez Benavides dice: “Es un explosivo muscular, aumenta la masa muscular”, indica el entrevistado. “El recipiente de 1,050 gramos en polvo, sin sabor, cuesta $300 o $400 (unos $800 al mes). Se ingiere dos veces al día la dosis, según el peso”. En Mercado Libre esa presentación se vende a $399, $499, $549 y $599, según la marca.
Deca-Durabolin. Es el nombre comercial de la nandrolona (esteroide anabolizante androgénico que se encuentra en pequeñas cantidades de forma natural en el cuerpo humano). “Cambia el metabolismo y todo lo que se consume se puede convertir en músculo. Se vende por paquete de dos inyecciones a $300 en promedio. Se aplica dependiendo de la condición del hígado, bajo la región media, requiere de receta, no es de uso periódico, es algo extraordinario, afecta al hígado”, advierte Carlos Méndez Benavides. Deca-Durabolin 50 Mg con jeringas prellenadas se comercializa en Mercado Libre a $980.25.
Bio-D-Max. “Tiene 20 aminoácidos, colágeno y vitaminas. Se toma dos veces al día, en la mañana y la noche, para recuperar la masa muscular, dependiendo del daño. Cuesta $800 y dura 15 días”, detalla Carlos Méndez Benavides. En Mercado Libre está a $700.
Wednesday. “Son proteínas puras, albúmina de huevo. Se toma dos veces al día, en la mañana y en la noche. El kilo en polvo cuesta $1,200 y dura de 15 a 20 días”, dice el fundador del albergue Oasis San Juan de Dios. Unos $2,400 al mes. El frasco de 1,200 gramos sabor chocolate en Mercado Libre cuesta $999 o $1,200.
Tiaminal. “Es una inyección para todos los que tienen condición (nutritiva) de mediana a baja. El paquete de tres inyecciones está a $100, es para una semana; la de la marca Terminal está a $200”, detalla Carlos Méndez Benavides. Para un mes, se gasta $400. En Chedraui en línea, la caja de “Tiaminal-B12. Cianocobalamina (vitamina B12), Tiaminal y Lidocaina 50,000, inyectable, de Laboratorio Silanes” está a $292. En Farmacias del Ahorro en internet, la misma presentación se vende a $301.

 

A otra pregunta, Méndez Benavides responde que la persona con VIH pone los “aceleradores musculares” en un solo batido y así los bebe, por lo general en la mañana.

Mucha gente con sida que está en el Seguro Popular muere por falta de nutrientes”, lamenta.

“No hay acompañamiento nutricional para las personas con síndrome de desgaste muscular. Son cuerpos que tardan en recuperación y sin nutrientes ¿cómo funcionas? ¿cómo trabajas?”, cuestiona.

“El caldo de Lázaro”

caldo de lazaro VIH sida
Con el cogote de un toro se prepara “El caldo de Lázaro”

“En el albergue, cuando alguno (de nosotros) está muy malo le preparamos ‘El caldo de Lázaro’ (llamado así por el personaje bíblico que llevaba días muerto cuando fue resucitado por Cristo)”, revela Méndez Benavides.

“Es un proceso que se hace muy antiguo, de hace poco más de 80 años, de la época de nuestras abuelas,  que lo hacían. Nuestras abuelas y mamás  seleccionaban la carne del cogote del toro con los carniceros”. 

¿Cómo se cocina ese caldo?, se le pregunta.  

Se pone a baño de vapor el cogote, que es la parte superior y posterior del cuello, de un toro y tiene altos valores nutrimentales, y luego se saca el consomé. Medio kilo de cogote da una tacita de consomé. Ese jugo de carne muy nutritivo es para una persona. Se le puede añadir cilantro, cebollina  y una pizca de sal para darle sabor.

Carlos Méndez Benavides, al describir la receta.

No se le pone pimienta ni limón porque ambos dañan el estómago. Las personas con VIH o sida cuando sufren están desgastadas tambien tienen desgastado el sistema de la fibra intestinal; hay que recordar que el estómago es como una planta y si le metemos ácidos o irritantes lo dañan más”.

Por eso, indica, no deben comer chile, excepto el dulce, ni café;  té, un poquito, y no se recomienda consumir refrescos de cola.

¿Las personas con VIH o sida pueden beber cervezas?

cerveza y VIH sida“Dependiendo del esquema de medicamentos que la persona lleva, se tiene una contraindicación médica. Básicamente, se puede tomar una cerveza o una copa de vino”, responde el entrevistado.

“Eso se debe a que las personas con VIH o sida necesitamos para la recuperación (tener el) hígado y (los) riñones (sanos, funcionales)”, destaca.

Por lo que comenta Méndez Benavides, la gente con VIH no debe incluir ciertos platillos yucatecos en su dieta diaria.

“Las personas (con VIH) que tienen diarreas o problemas de metabolismo no deben consumir moles, chilmole y escabeche, este último lleva pimienta y vinagre, porque son agresivas con el sistema digestivo”, enfatiza.

Depresión tropical "Imelda"

Peligro de inundaciones en Texas y Luisiana por remanentes de “Imelda”

Santos Lugo, Caucel, Tienda

Santos Lugo llega a Ciudad Caucel