in

Cuelgan a un perro

Hallan a un can en la rama de un árbol de Sucopo

SUCOPO, Tizimín.— Una ola de indignación se vive en la comisaría luego que un perro apareció colgado de la rama de un árbol, en la entrada de la comunidad.

El hecho se registró cerca de las 6 de la tarde de anteayer en el crucero de la comisaría, y dejó sorprendidos a pobladores que llegaban de su jornada laboral y a varios curiosos que acudieron a fotografiar la escena.

Fredy Canché Cano, comisario municipal, indicó que no estaba enterado del suceso y que ni los policías le informaron del hecho, a pesar que estuvo parte de la tarde y noche de anteayer en el comisariado hablando con sus elementos en turno.

Sergio Adrián Helguera, testigo del hecho, dijo que estaba llegando del rancho donde trabaja y vio a varias personas en la esquina viendo algo, cuando se acercó se dio cuenta que se trataba de un perro que colgaron del cuello en una rama, pero ya estaba muerto.

Incluso comentó que ayer temprano, cuando se dirigía a su trabajo, ya no vio al perro, pero sintió olores fétidos, por lo que presume que lo tiraron dentro del monte.

No hacen caso

Otras personas que vieron al animal colgado aseguraron que fueron al comisariado y lo reportaron a los dos policías pero no le dieron importancia. De hecho, “solo porque amenazamos con reportarlos al comisario, se levantaron de su lugar”.

Vecinos que tienen su domicilio cerca de la entrada de la comisaría afirmaron que no es la primera vez que hay maltrato a los perros. “En ocasiones vemos a chamacos llegar a la esquina, abandonan a los perros y les tiran piedras”, aseguraron.

Una mujer comentó que los perros se han arrastrado hasta su casa y por pena ha tenido que adoptarlos. “Dos de mis mascotas así llegaron, a una le puse “Negra” y tiene una pata fracturada.

Dijo que hay “chamacos que salen muy noche a andar en motocicleta a toda velocidad por las calles, como si fuera pista de carreras”, y si se les llama la atención no hacen caso.— W.A.U.C.

 

Dormita al volante e impacta tres vehículos

Menos las unas que lo otro