in

Culpable de accidente “no pisará la cárcel”

El accidente ocurrido el domingo

Pareja de esposos sigue grave tras ser atropellados

TIZIMÍN.— La familia del matrimonio formado por Eliseo Chimal Poot y Mireya Huchim Tamayo, quienes están hospitalizados en Mérida tras sufrir un percance el pasado fin de semana, se encuentra angustiada.

Como se recordará, la pareja iba el pasado domingo en una motocicleta cuando chocaron contra un vehículo Mercedes Benz, conducido por Marlene Aguilar González, quien se pasó el alto de disco de la calle 48 con 45.

Los motociclistas quedaron tendidos en el pavimento por el fuerte impacto.

Actualmente Chimal Poot está “entubado” y en estado de coma en el hospital O’Horán, mientras que Mireya Huchim fue trasladada el martes para que le realicen una tomografía por el golpe que tuvo en la cabeza.

Carlos Rafael Tuz, yerno de los accidentados, dijo que su suegro está en terapia intensiva y desde el domingo no ha reaccionado, mientras que su suegra fue pasada a piso, incluso ya despertó pero sigue bajo observación.

La preocupación de la familia es que desde el día del accidente los familiares de la responsable “comenzaron a presionar” para que las hijas de los afectados firmen que están de acuerdo con una indemnización de 200 mil pesos por los daños.

Sin embargo, nadie firmó, se interpuso la denuncia en la Fiscalía y desde entonces no han vuelto a saber nada, ni la aseguradora ha respondido y temen que su suegro siga en estado crítico.

Por si fuera poco, el martes hubo una audiencia en Valladolid por el caso y a la familia nunca se le informó, se enteraron por un licenciado que la responsable contrató, de que estaban ofreciendo 200 mil pesos para indemnizar a la familia y 100 mil pesos a la Fiscalía “para agilizar el trámite”.

“Trabaja en el gobierno”

Carlos Tuz relató que en el hospital se presentó un hombre que dijo ser el esposo de Marlene Aguilar, y les aseguró que ella “nunca iba a pisar la cárcel” porque trabaja en el gobierno estatal.

Les parece extraño que el día del accidente la responsable fue llevada “custodiada” al Hospital San Carlos, alegando que tenía una crisis nerviosa y desde eso no han sabido más de ella.

El familiar aseguró que lo único que piden es que la asegurada dé la cara y se haga responsable de los daños y no utilice sus influencias políticas para dejar el caso como si nada.

Agregó que su suegro es muy conocido en Tizimín ya que hace masa para vender, mientras que su suegra realiza tortillas a mano, lo cual era su única manera de salir adelante.— WENDY UCÁN CHAN

 

Al día 46 casos de conjuntivitis en Yucatán

Cartón de Tony: Flechados