in

Dan apoyo a un estilista para pagar gastos médicos

Estilistas que llegaron a apoyar al señor Alfredo Juan Gabriel

VALLADOLID.— Luego del fallecimiento de su bebé, la señora María Victoria Cauich Kinil continúa en la lucha por su vida en el Hospital General, donde permanece en terapia intensiva e intubada, a consecuencia de una preclamsia y por padecer el síndrome de Gels, por lo que su esposo, Alfredo Juan Gabriel, permanece enfrente del nosocomio en donde realiza cortes de cabello para reunir recursos para pagar los gastos, a cuya causa ya se unieron seis estilistas que llegaron de Tulum, Quintana Roo.

Entrevistado frente al Hospital, Alfredo Juan Gabriel relató que el pasado 29 de abril su esposa, con siete meses de embarazo, se comenzó a sentir mal, por lo que la llevó a un médico particular y se dieron cuenta que tenía la presión arterial muy alta, por lo que se recomendó hospitalizarla.

Ese mismo día ingresó a su esposa en el Hospital y le dijeron que tenía una preclamsia y el síndrome de Gels, porque estaba reteniendo líquidos, de modo que fue necesario hacer una cesárea de emergencia para extraerle al bebé, que nació vivo, pero muy delicado de salud, incluso un bajo peso, por lo que de inmediato fue canalizado a una incubadora

Lamentablemente, el bebé falleció el 2 de mayo, según explicó el padre, quien se ocupó de todo el funeral para enterrarlo, mientras su esposa se seguía debatiendo entre la vida y la muerte. La mujer permanecía ingresada hasta el día de ayer lunes.

Alfredo Juan Gabriel indicó que en el Hospital primero le exigieron 20 unidades de sangre, y luego se los redujeron en 13, de modo que se tuvo que ocupar en la búsqueda de los donadores,, de los cuales ya logró reunir ocho, pero la faltan cinco.

Ya no hay personas que quieran donar sangre, y según se enteró algunas personas acuden al hospital a “donar”, pero cobran discretamente $4,000 en promedio a quienes les solicitan dar una unidad, y él no cuenta con los recursos suficientes, y tampoco tiene dinero para la compra de medicamentos, ya que hay varios fármacos que no hay en el nosocomio, de modo que lo tiene que comprar.

Ante la difícil situación que está pasando, decidió instalar su silla frente al Hospital General para ofrecer cortes de cabello y así reunir recursos. La respuesta fue buena de personas que se enteraron de su caso y acuden a cortarse el cabello.

También hay quienes solo acuden y dejan donativos que se están reunieron en una caja, pero también invitó a la gente que desee apoyar lo pueden hacer depositando en la cuenta 4766840582209990 de Banamex para que pueda obtener recursos para solventar los pagos que le esperan.

Desde hace poco más de 15 días que la esposa de Alfredo Juan Gabriel está ingresada, y cuando menos en tres ocasiones ya se intentó desintubarla, pero no reacciona. Ayer lunes le dijeron al esposo que lo intentarían nuevamente, pero no se ve alguna mejoría, de modo que su situación es delicada y reservada.— Juan Antonio Osorio Osorno

DiariodeYucatan

Peregrinan para que busquen por mar y aire a pescadores extraviados

Exigen destitución de una funcionaria por la muerte de Brandon Giovanni