in

De pescador a viene-viene

La veda del mero y los nortes paran la pesca de ribera en Progreso

Pesca desde hace 19 años, pero no recibe dos apoyos

PROGRESO.— Luis Aarón Cámara Novelo se dedica a la pesca desde que tenía 18 años de edad. Hoy tiene 37 años de edad y 19 años de pescador, pero no figura en los padrones pesqueros estatal y federal y, por lo tanto, no recibe los cuatro apoyos catorcenales de $1,200 en vales del programa estatal Respeto la Veda del Mero ni la ayuda anual de $7,200 del programa federal Bienpesca.

En este período de la veda del mero, que abarca del 1 de febrero al 31 de marzo, Cámara Novelo labora como viene-viene en la calle 27 entre 76 y 78 del primer cuadro de la ciudad.

En un buen día gana hasta $250, con los que subsiste con su familia, pero para ello debe trabajar 10 horas al día, de 8 a.m. a 6 p.m.

Por la veda del mero, se unió a los viene-viene que desde hace varios meses laboran en las principales calles de la zona comercial y turística de la ciudad.

Cámara Novelo dice que en la veda del mero de 2019 sí figuró en el padrón pesquero, pero en 2020 y este año no lo incluyeron, lo sacaron de la lista y por eso no recibe ningún apoyo, ni los $1,200 ni los $7,200.

La última vez que Cámara Novelo recibió apoyos fue en la veda del mero de 2019.

Según se averiguó, carpinteros, albañiles, electricistas, plomeros y otras personas que no trabajan en la pesca obtuvieron tarjetones de pesca y con ellos se inscribieron al padrón pesquero, así que ahora cobran los mencionados apoyos.— G.T.V.

 

De un vistazo

No tiene embarcación

Luis Aarón Cámara Novelo informa que no tiene lancha propia y no puede salir a pescar especies de escama que no están en veda.

Oficio alterno

Pero, afirma, en algo tiene que trabajar para llevar el sustento diario para sus hijos, así que la única opción que tuvo fue laborar como viene-viene y se sumó a los numerosos trabajadores informales que tienen sus centros de operaciones en las calles y supermercados de la ciudad.

Trump cerrará un foro

Cartón de Tony: Montañas de fe