in

''¿De qué vamos a vivir?'': piden apoyo por el cierre del malecón

Paseantes usan el tapaboca preventivo del Covid-19 mientras recorren el malecón oriente de Progreso

PROGRESO.— Meseros, personas que rentan palapas y sombrillas y vendedores, entre otros, criticaron ayer martes que el gobierno estatal cierre las playas de los dos malecones de este puerto del viernes 26 al domingo 11 de abril, durante las vacaciones de Semana Santa.

“Cierran las playas ¿y de qué vamos a trabajar? ¿de qué vamos a vivir?, preguntan uno de los tantos meseros que atienden a los visitantes que rentan las palapas y las mesas y camastros con sombrillas en el malecón tradicional de esta ciudad.

17 días sin trabajo

Estamos molestos, expresaron varios meseros que por 17 días no tendrán trabajo.

Destacaron que son más de 100 personas cuyo trabajo depende de que esté abierta al público la playa del malecón tradicional, y a ellos se suman otras 100 que atienden puestos de marquesitas y artesanías en esa avenida.

“Somos muchos los afectados con el cierre de la playa del malecón, seríamos más de 500 si contamos a los ambulantes que venden inflables, kibis o dulces, y a los trovadores, entre otros que ya habían retornado a la zona turística para laborar”, dijo Benjamín, quien renta sombrillas cerca del mar.

Varias personas que trabajan en la playa señalaron que los restauranteros no hablan del cierre de las playas, anunciado anteayer en la tarde, porque el gobierno estatal les permitió trabajar en las vacaciones.

Piden apoyos económicos

“Pero nos quedamos dos semanas sin trabajo y nadie nos ayuda, deberían darnos apoyos económicos, como lo hacen con los pescadores, a quienes les dan (vales de) despensas por $1,200 quincenales (durante los dos meses de la veda del mero) y $7,200 en efectivo (una vez al año) por el gobierno federal (con el programa Bienpesca)”, dijo un mesero que se identificó como Julio.

Ayer, numerosos visitantes arribaron desde temprano para disfrutar de la playa antes de su cierre.

Aunque hay clases por internet, varios paseantes llegaron con niños en edad escolar, la mayoría usó el cubrebocas.

Defraudan a ganaderos en comisaría de Tizimín

Banco pierde los apoyos de vecinos de Motul