in

Decepción en Progreso

Turistas de los barcos “Fantsay” y “Dream”

Llegan dos barcos y sí hay turistas, pero no compran

PROGRESO.— La llegada de dos cruceros, ayer jueves en este puerto, les dio esperanza a comerciantes y prestadores de servicios, pero el día no resultó como esperaban: los turistas sí recorrieron la ciudad, pero no compraron.

Vendedores de artesanías y recuerdos, músicos y las masajistas expresaron que la derrama de dólares no fue la que esperaban porque los turistas no compraron sus productos y servicios.

Durante el día se observó el ir y venir de los comerciantes, pero la mayoría de los visitantes no les hacía caso a los vendedores, trovadores y masajistas.

Los extranjeros solo querían disfrutar la playa y cervezas; los adultos se dedicaron a asolearse o leer un libro y los niños, a jugar en la arena y el mar.

Así transcurrió la mañana en la playa.

Un guitarrista que ofrecía sus servicios les cantó a las parejas que veía, pero no recibió propina alguna.

Vendedores de dulces recorrieron el malecón gritando “¡candy, candy!” para ofrecer su mercancía entre la multitud de turistas, pero nadie les hacía caso.

Lo mismo ocurrió con los vendedores de accesorios de telefonía celular, como cargadores y fundas.

Por momentos se vio a mujeres trenzando el cabello de alguna turista y a masajistas atendiendo a pasajeros, pero la demanda no fue la esperada.— José Valerio Caamal Balam

Síguenos en Google Noticias

Aumenta la confusión