in

Declaratoria de Desastre Natural para 75 municipios de Yucatán

Mauricio Vila entrega apoyos en Santa Elena

Vila empieza de inmediato entrega del apoyo federal

En respuesta a la solicitud del gobernador Mauricio Vila Dosal, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) emitió la Declaratoria de Desastre Natural para 75 municipios de Yucatán, por lo que el Estado podría contar con recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para la reconstrucción y reactivación de las zonas afectadas, en caso de que el Comité de Evaluación de Daños por la tormenta tropical “Cristóbal” así lo valide, según se informa en un comunicado.

La titular de la Secretaría General de Gobierno (SGG), María Fritz Sierra, informó que la Declaratoria de Desastre Natural, publicada ayer en el Diario Oficial de la Federación, es por la presencia de lluvia severa del 31 de mayo al 5 de junio de 2020 e inundación pluvial del 31 de mayo al 7 de junio de 2020 en 49 municipios; lluvia severa del 31 de mayo al 5 de junio de 2020 en 24 municipios, e inundación pluvial del 31 de mayo al 7 de junio de 2020 en 2 municipios, todos del Estado de Yucatán.

Explicó que con la emisión de la presente Declaratoria de Desastre Natural se activa el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y el gobierno del Estado podría recibir apoyo de la Federación para comenzar con las acciones de reconstrucción de viviendas y reparación de la infraestructura pública dañada por los efectos de la lluvia severa, siempre y cuando el Comité de Evaluación de Daños por la tormenta tropical “Cristóbal” así lo valide.

Todo ello, de acuerdo con lo dispuesto por la Ley General de Protección Civil y las reglas generales de operación del programa, se indica.

En consecuencia, el gobernador inició ayer la distribución de miles de apoyos emergentes de ese fondo en beneficio de las familias yucatecas de los primeros 26 municipios en los que se realizó la Declaratoria de Emergencia.

El coordinador estatal de Protección Civil de Yucatán (Provicy), Enrique Alcocer Basto, indicó que se declara como zona de desastre por la presencia de lluvia severa ocurrida del 31 de mayo al 5 de junio de 2020 e inundación pluvial del 31 de mayo al 7 de junio de 2020, para los municipios de Akil, Baca, Bokobá, Buctzotz, Cacalchén, Cansahcab, Cantamayec, Chacsinkín, Chankom, Chapab, Dzan, Dzemul, Dzidzantún, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzitás, Hunucmá, Ixil, Izamal, Kaua, Maní, Maxcanú, Mocochá, Motul, Muna, Oxkutzcab, Peto, Progreso, Quintana Roo, Santa Elena, Sucilá, Tahdziú, Tahmek, Tecoh, Tekantó, Tekax, Tekom, Telchac Pueblo, Tetiz, Ticul, Tinum, Tizimín, Tzucacab, Uayma, Valladolid, Xocchel, Yaxcabá, Yaxkukul y Yobaín.

Dijo que, por lluvia severa del 31 de mayo al 5 de junio de 2020, para los municipios de Abalá, Acanceh, Celestún, Chichimilá, Chicxulub Pueblo, Chikindzonot, Chocholá, Chumayel, Espita, Halachó, Kantunil, Kinchil, Kopomá, Opichén, Río Lagartos, Samahil, San Felipe, Sinanché, Telchac Puerto, Tepakán, Tixcacalcupul, Tixkokob, Tixpéual y Ucú, y por inundación pluvial del 31 de mayo al 7 de junio de 2020, para los municipios de Panabá y Temozón, todos de Yucatán.

Recordó que en días pasados Vila Dosal presidió la sesión de instalación del Comité de Evaluación de Daños por la tormenta tropical, conformado por funcionarios del gobierno estatal y sus contrapartes del federal, durante la cual se instalaron los 11 subcomités que estarán evaluando e integrarán el diagnóstico de los daños y la cuantificación de recursos correspondiente al sector de su competencia afectado por desastre de origen natural.

“Los sectores son Vivienda, Salud, Vial Urbano, Educativo y Deportivo, Pesquero y Acuícola, Hidráulico, Monumentos Arqueológicos, Artísticos e Históricos, Carretero, Áreas Naturales Protegidas, Residuos Sólidos y Zonas Costeras”, enlistó el también secretario técnico del Comité de Evaluación.

“Con ese objetivo se integraron para el Fonden dichos subcomités, que serán los encargados de presentar ante la Federación el informe con los resultados finales de la evaluación de cada sector, requisito obligatorio para gestionar las obras de reparación y reconstrucción requeridas para los municipios afectados que, en forma conjunta, entre ambos gobiernos, y de acuerdo con los porcentajes de coparticipación previstos en las Reglas de Operación del programa, estaremos realizando”, explicó.

“De acuerdo con los reportes preliminares, la pérdida total contabilizada por el paso de ‘Cristóbal’ es hasta este momento de más de 5,422 millones de pesos, de los cuales, 2,066 millones de pesos corresponden al sector agrícola, 1,389 millones al sector vivienda y 1,968 millones al sector infraestructura”.

“Estos datos preliminares nos indican que el campo yucateco fue uno de los sectores con mayor afectación, lo cual también se puede ver en los cultivos de más de 60 municipios con más de 95 mil hectáreas afectadas. Adicional a esto, se han identificado afectaciones en más de 15 mil viviendas y solo el daño en infraestructura carretera, por ejemplo, asciende alrededor de 630 millones de pesos”.

De igual manera, se agrega en el comunicado, aunado a las grandes pérdidas para el campo, el gobierno federal canceló el seguro catastrófico de Yucatán, el cual permitía apoyar a los pequeños productores con sus cultivos en caso de que se vean afectados por efectos climatológicos, como sequías, vientos, trombas, inundaciones o huracanes, por lo que este año los hombres y mujeres de campo no cuentan con ese respaldo, quedando aún más desamparados ante las afectaciones sufridas.

“El gobernador ha señalado que a estas pérdidas se suman las difíciles condiciones de desempleo y la pérdida de ingresos de muchas personas derivadas de la contingencia sanitaria del coronavirus, en estos 75 municipios el promedio de población en situación de pobreza es mayor del 50%”.

María Fritz subrayó que los daños en los municipios afectados son considerables, no solo en la infraestructura pública y las viviendas familiares, sino también en el campo, donde hay cuantiosas pérdidas de cultivos, colmenas y diversas unidades productivas que han dejado a la población en situación económica muy precaria.

En este contexto, recordó que durante la pasada sesión de instalación del Comité, el gobernador solicitó por escrito la inclusión del subcomité de Infraestructura Agrícola, lo cual es posible de acuerdo a las reglas de operación del Fonden, sin embargo, las autoridades federales no lo aceptaron.

Ante esto, dijo, el Fonden canalizó la atención de este sector a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), dependencia federal que alegó que el Fondo de Cambio Climático y Contingencias se encuentra en ceros y no cuenta con los recursos para apoyar al Estado en la materia, dado que en el presente ejercicio fiscal no se opera este esquema, ni el componente de atención a siniestros u otra estrategia que estuviera alineada a lo que se menciona en sus reglas de operación.

Debido a esto, Vila Dosal solicitó a la Sader que, ante la imposibilidad de la instancia para atender la emergencia con recursos propios para desastre naturales, pida al Fonden los recursos necesarios para solventar la situación crítica derivada de este desastre natural. Todo ello en términos de lo dispuesto en el artículo 23 del Acuerdo por el que se emiten las Reglas Generales del Fondo de Desastres Naturales, que se estipula que la instancia se encuentra facultada para solicitar apoyo del Fonden cuando los recursos del Programa de Atención a Contingencias Climatológicas se encuentren ejercidos en su totalidad o resulten insuficientes.

Ayer viernes, en gira de trabajo por Santa Elena, Ticul y Akil, Vila Dosal encabezó la entrega de los primeros apoyos con un total de 12,015 paquetes alimentarios, 132,426 piezas de láminas de zinc, 48,060 cobertores, 12,015 kits de limpieza y 12,015 de aseo personal, 205,805 paquetes de toallas sanitarias, 59,694 pañales desechables para bebé, 56,857 pañales para adulto y 23,000 mascarillas, que se repartirán entre habitantes de estos tres municipios y otros 23, que de manera simultánea los comenzaron a recibir ayer mismo.

Acompañado del titular de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado (Sedesol), Roger Torres Peniche, el gobernador también distribuyó 23,000 impermeables, 20,000 costales, 23,000 botas, 1,000 palas, 1,000 picos, 1,000 carretillas y 1,000 machetes para las áreas de Protección Civil de esos 26 municipios como parte de estos apoyos gestionados ante el Fonden, toda vez que la temporada de lluvias y ciclones tropicales continúa hasta el 30 de noviembre en esta zona del país.

Los municipios beneficiados con la entrega de ayer son Valladolid, Progreso, Tekax, Ticul, Hunucmá, Peto, Maxcanú, Halachó, Tecoh, Yaxcabá, Tzucacab, Muna, Akil, Celestún, Kinchil, Opichén, Samahil, Tetiz, Tahdziú, Chocholá, Santa Elena, Ucú, Chacsinkín, Dzilam de Bravo, Kopomá y Telchac Puerto.

Hay que recordar que el pasado 4 de junio, el gobierno del Estado solicitó a la Federación la Declaratoria de Emergencia para 26 municipios del estado a causa de “Amanda” y “Cristóbal”, la cual fue aceptada y emitida por la Coordinación Nacional de Protección Civil, por lo que se autorizó el envío de herramientas e insumos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y salud de la población afectada. Estos apoyos forman parte del Fondo para la Atención de Emergencias del Fonden y ayer se comenzaron a repartir.

El 8 de junio pasado el gobierno estatal solicitó una nueva Declaratoria de Emergencia para 38 municipios más, la cual también fue aceptada y emitida por la mencionada Coordinación, por lo que los apoyos llegarán en los próximos días al estado para que las autoridades estatales inicien con su entrega.

En la jornada de este viernes por los lugares antes mencionados, Vila Dosal dialogó y atendió las solicitudes de los habitantes, a quienes reiteró que estos apoyos son para las personas que más lo necesitan y resultaron afectadas por el paso de estos fenómenos naturales, por lo que pidió evitar que se politicen y otorgarlos sin distinción de colores o partidos.

Estos apoyos se complementan con los que de manera urgente dispuso Vila Dosal para atender de forma inmediata a los habitantes de las poblaciones afectadas, entre los que se encuentran víveres, agua purificada, maíz para consumo y la quinta entrega de 450,000 paquetes alimentarios en todo el estado, así como insumos para la elaboración de miles de raciones de comida a través de las Cocinas Comunitarias que el Ejército Mexicano estableció en Tekax y Dzidzantún.

Por instrucciones del gobernador también se respaldó a los ayuntamientos con perforadoras de pozos para desaguar las zonas inundadas, pipas con agua potable, contenedores de basura, baños portátiles, alimento para animales, semillas y fertilizantes para reactivar las siembras.

Leónidas Trujeque May, vecina de Akil y beneficiaria de estos apoyos, relató, con lágrimas en los ojos, cómo las lluvias afectaron el hogar que su esposo con madera, guano y mucho esfuerzo había levantado.

“Todas nuestras cosas se fueron con el agua, incluso mi casita se fue de lado por los fuertes vientos. Fueron 4 días seguidos de lluvia y no podíamos salir, en una madera alta pasamos toda la primera noche”, compartió la mujer.

No obstante, Leónidas recibió ayer del gobernador las láminas con las que podrá reforzar su hogar. “Me siento feliz, contenta porque vamos a poder reponerlo, después de lo duro que pasamos. Gracias al gobierno del Estado porque jamás en mi vida me habían dado este tipo de ayuda, pero esta vez, gracias a Dios que me llegó”, indicó entusiasmada.

Luego de realizar la entrega a los primeros beneficiarios de estos apoyos en el Palacio Municipal de Santa Elena, el gobernador junto con el alcalde anfitrión, Luis Alberto Sansores Mian, caminó hacia el Centro de Salud, en donde constató el socavón causado por las lluvias a las puertas de este lugar, en donde ya se encuentra personal atendiendo la situación. Ante ello, las consultas se ofrecen, momentáneamente, en las instalaciones de la Unidad Básica de Rehabilitación.

Posteriormente, Vila Dosal se trasladó al Gimnasio de Box de Ticul, donde con el presidente municipal Rafael Montalvo Mata constató los apoyos y comenzó con su distribución a los beneficiarios Rosa Elena Mena y Juan Espinosa González.

Finalmente, el gobernador supervisó con el alcalde de Akil, Saúl Nic Chablé, los apoyos que se distribuyen entre la población de este municipio y anunció que se ayudará al Ayuntamiento con una retroexcavadora y un volquete para limpiar y reparar los caminos de unidades productivas que fueron dañados por las lluvias, así como algunas casas.

Fonden/ Municipios incluidos

El coordinador estatal de Protección Civil, Enrique Alcocer Basto, dio la lista de municipios en la declaratoria.

Los primeros 49 municipios.

Se declara como zona de desastre por la presencia de lluvia severa (del 31 de mayo al 5 de junio) e inundación pluvial (del 31 de mayo al 7 de junio) para Akil, Baca, Bokobá, Buctzotz, Cacalchén, Cansahcab, Chankom, Cantamayec, Chacsinkín, Chapab, Dzan, Dzemul, Dzidzantún, Dzilam de Bravo, Dzilam González, Dzitás, Hunucmá, Ixil, Izamal, Kaua, Maní, Maxcanú, Mocochá, Motul, Muna, Oxkutzcab, Peto, Progreso, Santa Elena, Quintana Roo, Sucilá, Tekom, Tahdziú, Tahmek, Tecoh, Tekantó, Tekax, Telchac Pueblo, Tetiz, Ticul, Tinum, Tizimín, Tzucacab, Uayma, Valladolid, Xocchel, Yaxcabá, Yaxkukul y Yobaín.

Los otros 26 restantes

Igual Por lluvia severa (del 31 de mayo al 5 de junio) para Abalá, Acanceh, Celestún, Chichimilá, Chicxulub Pueblo, Chikindzonot, Chocholá, Chumayel, Espita, Halachó, Kantunil, Kinchil, Kopomá, Opichén, Río Lagartos, Samahil, San Felipe, Sinanché, Telchac Puerto, Tepakán, Tixkokob, Tixcacalcupul, Tixpéual y Ucú, y por inundación (del 31 de mayo al 7 de junio) para Panabá y Temozón.

Las cifras más altas del Covid-19 en Yucatán: 13 muertos y 90 contagios

El huevo sube más de precio en Yucatán