in

Demanda de productos por Hanal Pixan

A la izquierda uno de los puestos de pitos de difuntos

Cientos compran flores y dulces para los finados

TEKAX.— Cientos de habitantes de esta ciudad abarrotaron ayer la avenida La Calzada, donde están instalados varios puestos de dulces, flores y otros productos de esta temporada.

Ayer, desde muy temprano el mercado y la avenida de La Calzada comenzaron a llenarse de gente, que abarrotaron los puestos de flores y dulces tradicionales como de mazapán, pepita, coco o yuca, así como las calaveritas de azúcar, cuyos precios oscilan entre los 5 y 15 pesos.

Los pitos de finados, como se les llama, se venden entre $20 y $25 y las flores, de 10 y 15 pesos el ramo; los molcajetes están a $20 y $25 y las velas de niños, de $6 a $8.

Cientos de familias realizaron sus compras pues tradicionalmente y como de costumbre al mediodía se rezó una novena dedicada a los niños difuntos.

Visita puntual

Por otra parte varias personas acudieron a los dos cementerios de la ciudad para limpiar los nichos de sus seres queridos. Aunque muchos prefieren hacer esta tarea personalmente, también hay la posibilidad de pagar entre $100 y $150 por esta labor, y si hay que pintar se debe desembolsar hasta $250.

Ayer, muchos llegaron con flores para colocar en las tumbas, como María Mireya Sabido y Baeza, quien a pesar de sus casi 80 años no pierde la costumbre de visitar a sus seres queridos ya fallecidos. “Aunque sea así, enferma, tengo que limpiar el osario de mis papás y mi esposo”, expresó la adulta mayor.

En Tzucacab, el centro y calles principales se inundaron desde el pasado fin de semana de vendedores de flores para estas celebraciones de Janal Pixán, a fin de satisfacer la demanda, sobre todo de s estudiantes que participan en concursos de altares.

Padres de familia señalaron que este año varias familias aprovecharon estas celebraciones para vender flores a fin de tener un ingreso extra. Comentaron que hace un año había escasez, pero hoy día hay una sobredemanda de flores.

Las más solicitadas son la flor de cempasúchil, pero se pueden encontrar gran variedad de especies por las calles principales de la villa.— Arnulfo Peraza Rodríguez / Martín Chac Bacab

 

Estable un herido de Temax

Fraude a un ganadero de Tizimín