in

Desalojan con violencia a la única familia que quedaba en hacienda de Santa Teresa

Imagen de la detención de dos mujeres por oponerse a desalojar una casa. Foto de Mauricio Can

SANTA TERESA (MOTUL).- Con lujo de violencia fue desalojada la mañana  de hoy la única familia que quedaba en esta comunidad; luego que el dueño del casco de la hacienda sacó a las familias que vivían en las casas que fueron de los acasillados.

Alrededor de las 10:30 de la mañana, un convoy de Policías de la SSP, un camión de mudanzas y una grúa llegaron el actuario con  la orden de desalojo. Ante la oposición de las mujeres, los agentes las sacaron con violencia y fueron detenidas.

Te puede interesar: Viga cae sobre un albañil y de “milagro” le fractura el tobillo

Imagen de la detención de dos mujeres por oponerse a desalojar una casa. Foto de Mauricio Can

Dos mujeres fueron trasladadas a la cárcel de Motul y; según dijo el abogado de la inmobiliaria Gran Puente, las demandarían por resistirse a la fuerza pública y amenazas.

Con lágrimas y gritos pidiendo que alguien las ayude, las mujeres fueron sacadas de la casa. No obstante, los que pretendieron apoyarlas recibieron la amenaza de que sufriría lo mismo que ellas.

Previo al desalojo

Antes del desalojo, María Hermelinda Dzul Dzib explicó que recurrió a la justicia federal al promover un juicio de amparo contra el desalojo que efectuó hoy Olivier Dutoit, representante de Sociedad Inmobiliaria Gran Puente.

La quejosa enseñó un certificado parcelario emitido por Efrén Caraveo Caraveo; entonces delegado de la Secretaría de la Reforma Agraria, que le fue entregado a su padre Silvino Dzul Lara, bajo la figura de caserío; que habitó desde su nacimiento hasta su deceso en fechas recientes. El padre dividió la propiedad en tres partes entre sus hijas.

Linda Dzul, como la conocen, indicó que lleva viviendo en ese predio 40 años. Está marcado como tablaje catastral 381.

En pleito jurídico

Desde que fue notificada de que el predio donde vive fue comercializado a Olivier Dutoit; sin previa notificación ni consentimiento del mismo; libró una lucha jurídica para que sus derechos se le respeten al grado de promover un juicio de amparo contra el desalojo.

Aspectos del desalojo de una familia en una hacienda de Santa Teresa (Motul). Foto Mauricio Can

Recordó que Rosa María y Paulina Franco Murillo, operadoras de Olivier Dutoit, fueron las encargadas de ofrecer a los antiguos habitantes de Santa Teresa un terreno y un pie de casa en otro sitio; con la condición de que desalojen los antiguos caseríos o casonas de acasillamiento que habitaban. La mayoría de los afectados aceptó y ahora viven en Ucí y en Motul.

Fueron “engañados”

La entrevistada recordó que Dutoit compró el casco de la hacienda. Después de eso informó a los vecinos que mediría sus propiedades, ya que no tenían papeles actualizados que los acreditara como dueños. Dijo que las mediciones serían para elaborar los documentos de la propiedad.

Los vecinos de buena fe permitieron las mediciones en sus predios, frente y fondo; pero con el verdadero fin de englobar todo en una sola propiedad, incluyendo el casco y terrenos aledaños.

Te puede interesar: Turistas vuelcan su auto en la carretera Kinchil-Celestún

En junio del 2008, se realizó una operación de compra venta entre Hidalgo Jiménez, antiguo dueño del casco de la hacienda, y la Inmobiliaria Gran Puente, hecho del cual dio fe el notario Fernando Castellanos. De tal forma se invalidó los certificados parcelario que sus ancestros; padres y abuelos, recibieron de la entonces Secretaría de la Reforma Agraria.

Aspectos del desalojo de los últimos habitantes del casco de hacienda en Santa Teresa (Motul)

En busca de ayuda

Linda acudió al Registro Público de la Propiedad para solicitar los planos catastrales del predio tablaje 381, pero en dicha instancia le negaron dicha documentación.

“En el catastro nos cerraron puertas, la gente poco a poco se fue y desalojaron los predios, los cuales ahora están clausurados con bloques”, abundó.

Aspectos del desalojo de los últimos habitantes del casco de hacienda en Santa Teresa (Motul)

De la misma manera acudió al Ministerio Público donde interpuso una denuncia, que no prosperó.

Recordó que a cambio le estaban dando 120 mil pesos, pero esa cifra no alcanza para edificar una casa, ni mucho menos para los detalles de la misma, pero ahora la dejaron en la calle

Manny Pacquiao le envió un mensaje a AMLO

Reportan robo de equipos marinos