in

Descalabrados: terminan con la cabeza herida por diversos motivos

sadda js bajhd bahjdb adjha bjhd bjhsjhsad

TIZIMÍN.— Una discusión entre tres hombres que ingerían bebidas embriagantes terminó con un lesionado en un predio de la calle 55 entre 62 y 64 de esta ciudad.

La Policía Municipal recibió el reporte y acudió al sitio, donde se entrevistaron con Johana Carolina Hernández Salas, de 22 años de edad, quien les informó que su papá, Vicente Hernández Pool, de 45 años de edad, estaba ingiriendo bebidas embriagantes con los hermanos José Melchor y José Antonio Dzul Cahuil.

Sin embargo, momentos después los invitados se pusieron impertinentes y Melchor propinó una pedrada en la cabeza al dueño del predio, quien sufrió una laceración de aproximadamente 5 centímetros.

El paramédico de la Policía le realizó una curación al lesionado y le dijo que acuda a un hospital para una suturación. Familiares indicaron que se harían cargo de trasladarlo por sus medios.

En el lugar fue abandonada una motocicleta de color negro con rojo y los oficiales la trasladaron al cuartel Morelos, donde el propietario podrá recuperarla al llegar a un arreglo con el afectado.

Al hospital por descuido

En otro hecho, un joven que cortaba bambú para construir un gallinero terminó en el Hospital San Carlos al resultar lesionado.

El hecho ocurrió ayer poco antes de la 1 de la tarde en un domicilio ubicado en la calle 52 entre 73 y 75 de la colonia Santa Rosa de Lima.

Rosa María Guerrero Canché, de 34 años de edad, informó a los agentes que su esposo, José Alejandro Pantí Chay, de 20 años de edad, estaba cortando bambú con un hacha para terminar de construir un gallinero, pero en un descuido la herramienta se atoró en una soga de lavado y le pegó en la cabeza. El hombre sufrió una lesión de aproximadamente 5 centímetros en la frente, por lo que el paramédico de la corporación municipal arribó para llevarlo al Hospital San Carlos para que reciba atención médica.

Se niega a ir al hospital

A pesar de que tenía una lesión profunda y sangrante en la cabeza, un hombre se negó a ser trasladado al hospital y solo le realizaron curaciones por el paramédico.

El hecho ocurrió ayer a las 11:30 de la mañana en la calle 54-D entre 67 y 69-A.

Eneida Rosado, de 63 años de edad, explicó a los agentes que su hijo César Giovanni Puga Rosado, de 33 años de edad, se cayó y se golpeó la cabeza contra una piedra.

Arribó el paramédico de la Policía, quien determinó el traslado del lesionado a un hospital; sin embargo, por motivos que se desconocen Puga Rosado se negó a subir al vehículo de emergencia, por lo que paramédicos y los oficiales se retiraron del lugar.— ISAURO CHI DÍAZ

El ''insomnio'' de Mauricio Vila

Pico de Gallo, nuevo concepto en Mérida: una taquería con personalidad