in

Detonaciones en bancos de materiales causan molestia vecinal

Máquina pesada en labores en la comisaría de Xcucul Sur

En una comisaría de Umán temen daños a viviendas

XCUCUL SUR.— Unas 800 personas de esta comisaría de Umán manifiestan su inconformidad debido a detonaciones en tres bancos de materiales en la zona.

El más cercano es el de la empresa Proser y se ubica a unos 100 metros de una casa, lo cual los vecinos consideran que causa daños no solo a nivel ambiental, sino a la salud y a las viviendas.

“Desde noviembre de 2019 empezamos a vivir un infierno porque sentimos el primer temblor en la población debido a la detonación del banco de materiales de la empresa Proser, la cual está en la zona hace como 10 años, pero es ahora que ya no podemos vivir tranquilos porque se ubica a menos de 100 metros de las casas”, dijo una inconforme.

“Hemos metido demanda ante Protección Civil municipal y en Atención Ciudadana pero hasta la fecha no hay respuesta, solo nos engañan; incluso fui a la Fiscalía y me dijeron que solo les compete cuando hay un muerto”, señaló José Rubén Ortiz Alvarado.

" Nos dijeron que nos iban a solucionar el problema de las explosiones pero nada, incluso hasta mostramos los daños a las casas y nos dijeron que no es debido a la explosión, pero no es verdad, porque antes de que se sintieran esas detonaciones tan grandes nuestras casas no se veían esas cuarteaduras, ahora muchas viviendas en la población están dañadas con riesgo de que en una de esas se caigan sobre nosotros, comento María Luisa Chi Dzib.

Las empresas Procon y Mool también son un peligro para la zona porque dañan las carreteras debido al constante paso de volquetes y ruido de las explosiones.

“En mi casa hasta el techo se está cayendo de tanta sacudida”, comentó María Humberta Pech Mutul.

“Hace unos días vi caer en el patio del vecino Marcos Presuel León una piedra grande que hasta dejó un hueco en la tierra debido a la explosión”, explicó Luis Reynaldo Domínguez Chi.

De acuerdo con el vecino, el banco se ubica a menos de 100 metros de un predio y la ley señala que debe ser mínimo a 500 metros.

Personal de la Sedena inspeccionó la zona el sábado y al parecer retiró máquinas; sin embargo, se encuentran en el lugar otra vez.

En una carta dirigida al Presidente Andrés Manuel López Obrador, los afectados exponen su caso.

“Piensan que no nos vamos a defender porque ellos tienen dinero, meteremos papeles a las instancias correspondientes para que las cierren y dejen de causar molestias que no nos dejan vivir”, concluyó Ortiz Alvarado.— Carolina Uc Quintal

 

Síguenos en Google Noticias

Condiciones climáticas impiden atraque en Cozumel de polémico crucero

Quieren salvar vidas