in

Devoción “diferente”

Devotos de Peto celebran a la Virgen de la Asunción

Cambios en una celebración de Peto por el Covid

PETO.— A pesar que las actividades religiosas en honor a la Virgen de la Asunción han sido diferentes por la contingencia sanitaria, las muestras de fe y devoción continúan.

Desde el pasado viernes 24, la venerada figura recorre los centros pastorales de la localidad, uno cada día, y las familias colocan altares a las puertas de sus casas, mientras esperan el paso de la imagen, que en una camioneta ha estado recorriendo las calles de dicho sector donde le corresponde.

Ayer martes por la mañana la Asunción visitó el centro pastoral de “San José” y hoy miércoles estará en “Guadalupe”.

Como en días anteriores, a las 9 de la mañana, saldrá de la Casa Cural para que la imagen realice sus visitas a bordo de una camioneta.

Debido a la contingencia sanitaria, se optó porque la Virgen recorra todas las calles donde se ubica el centro pastoral y durante el trayecto, las familias entregan cintas de colores con sus nombres y apellidos.

Actividad

Los recorridos concluyen alrededor de las 12 del día, hora en que la venerada figura retorna a la capilla habilitada en la Casa Cural, donde a las cinco de la tarde se reza el Rosario en su honor.

Las salidas a los centros pastorales concluirán el próximo viernes 7 de agosto y a partir del siguiente día la celebración se hará para los grupos apostólicos.

A las 5 de la tarde habrá Rosario y a las 6 se celebrará una misa.

En todas las actividades religiosas se evita la aglomeración de fieles por la contingencia sanitaria.

El 14 de agosto no se podrá realizar como de costumbre la vaquería en honor a la Virgen, en el atrio de la iglesia; sin embargo, dos parejas de jaraneros irán a bailarle a la Virgen, que también recibirá serenata.

Ambas actividades se transmitirán por Facebook —https://www.facebook.com/parroquiadepeto/— y en el canal local, para que los feligreses puedan vivir desde casa la celebración.

El 14, en la noche, después de la misa de 7 de la noche, los fieles católicos prenderán una veladora en la puerta de sus casas, como señal de devoción por la patrona de la parroquia, por lo que se espera que las calles de la población luzcan iluminadas con veladoras.— Miguel Ángel Moo Góngora

''Sí, pero no...'': López-Gatell recomienda el cubrebocas como ''auxiliar''