in

Difícil 2020 para sector

Ganados en los corrales que serán modernizados a finales de enero

Ganaderos pasan apuros por Covid y los huracanes

TIZIMÍN.— Para el sector ganadero, 2020 fue un año complicado no solo por la pandemia, sino por las afectaciones que les causaron los huracanes.

Los productores de esta ciudad y sus alrededores han librado el año, en medio de los daños a sus unidades de producción; sin embargo, los que siguen pasando apuros son los que están en la costa.

José Alberto Loría Fuentes, presidente de la Asociación Ganadera Local (AGL) en Tizimín, señaló que tuvieron dos meses malos, abril y mayo, debido a la contingencia por el Covid-19, pero poco a poco se volvieron a recuperar hasta que en octubre azotaron tres fenómenos naturales.

Añadió que fue una catástrofe para muchos, pues además que perdieron en infraestructura también sufrieron las inundaciones.

Por fortuna se hizo el censo y ya reciben el pago de los daños que tuvieron en sus ranchos.

Los que aún pasan apuros son los que tienen unidades de producción pegadas a Loche y San Felipe, donde el agua ya bajó pero sigue estancada.

Comentó que la situación para ellos es crítica por el riesgo no solo de lagartos, sino también de coyotes que se comen a los borregos, sin embargo, considera que el panorama empeorará en temporada de sequía.

En cuanto a los precios señaló que van bien en el mercado, ya que se han ido recuperando y se mantienen como en 2019.

Próximamente habrá una oficina externa de la ganadera en la comisaría de la Sierra a fin de acercar servicios a los productores de esa zona y evitar viajes que implican un gasto.

El líder ganadero también dio a conocer que a finales de este mes modernizarán corrales y tendrá una nueva báscula en la posta ganadera para una mejor atención al productor cuando pese a sus animales.— W.u.c.

 

Cruz Azul anuncia al entrenador Juan Reynoso