in

Dinero “tirado a la basura”: lamentan la repentina orden del gobierno

Organizador de eventos de Tizimín dice que tendrá pérdidas cuantiosas por la sorpresiva decisión de ordenar suspensión de celebraciones

TIZIMÍN.— La noticia de la cancelación de todo tipo de celebraciones sociales por parte del gobierno estatal ante el incumplimiento de protocolos de salud les ha caído como un balde de agua fría a los organizadores de eventos de esta localidad.

Es tanto el enojo de músicos, banqueteros, meseros, decoradores entre otros que hicieron un llamado desde ayer para realizar hoy un plantón en el palacio Municipal.

Los prestadores de servicios de eventos sociales buscan que su manifestación llegue a oídos del gobierno estatal para aminorar las medidas impuestas y que desde ayer lunes entraron en vigor.

En el Ayuntamiento, David Bianchi Patrón, inspector fiscal informó que por parte de la Comuna se alinearán a los que exige hoy el gobierno del Estado.

Incluso pidió a la ciudadanía reprogramar festejos y acatar las restricción o de los contrario intervendrá la Policía Municipal para ver que se respete o será clausurado.

En el registro Civil y en la Iglesia católica las actividades programadas para esta semana y los próximos días continúan, ninguna hasta ahora ha sido cancelado pues las ceremonias se seguirán realizando pero sin festejo.

Desde ayer, varios tizimileños que tenían previsto fiestas de bodas, quince años, primeras comuniones reprogramaron y han estado cancelando.

Andreo Ávila Alamilla, conocido banquetero y organizador de eventos en Tizimín dijo que estaban ayer “en shock”.

“Es una noticia que nos impacta de manera muy triste y de manera negativa a los banqueteros y organizadores de eventos, que teníamos agendado eventos casi todos los días del mes de diciembre excepto 24, 25 y 31 por lo menos de uno a dos eventos cada uno con las modificaciones para cumplir con la normativa que impone el gobierno estatal”.

“Hemos cumplido con todos los protocolos requeridos como parte de nuestro trabajo y nuestros colaboradores”.

También expresa que para este fin de semana ya tenían programadas dos bodas lo que implica un gasto y pérdida de dinero que se va a la basura.

“Las flores se pidieron una semana antes ya debe estar por llegar a Yucatán y ahora ¿quién me devuelve ese dinero? Nuestra mercancía, al ser semanas de trabajo arduo bajamos costos compramos mayoreo ya compramos los insumos necesarios como por ejemplo las verduras y que ahora se nos va a echar a perder”.

“Son pérdidas grandes, nuestra gente desde el domingo nos reunimos y terminamos casi a las 2 de la mañana planeando eventos para el fin de semana, la mayoría de los clientes ya habían liquidado pues se hace desde una semana antes”.

“La verdad que nos cae de manera negativa y triste, póngase en lugar de los clientes no sé qué vaya a suceder aquí se conjuga un sentimiento de ira, de desesperación, de tristeza, nostalgia en lo personal estamos con un coraje y desesperación”.

“Es un paro laboral que nos sorprende ojalá el gobierno del estado entienda nuestra situación y se ponga en nuestros zapatos, hubiera sido mejor que nos avise con tiempo de anticipación y no un dia antes” expresa.— WENDY UCÁN CHAN

“Que vayan y verifiquen”: los banqueteros alzan la voz por una prohibición