in

Doble labor hará el personal de Conafe

Personal de Conafe de Tizimín

Asesoría para los papás será otro trabajo este ciclo

TIZIMÍN.— Enfrentándose a las dificultades de acceso y de la falta de comunicación en algunas comisarías, 76 líderes para la educación comunitaria del Consejo de Fomento Educativo (Conafe) se enfrentarán a las complicaciones de la nueva modalidad en la educación de los niños y jóvenes de las comunidades rurales.

La mañana de ayer recibieron los cuadernillos y material de apoyo y a partir de hoy martes partirán a las comisarías para entregarlos a los alumnos para que trabajen con ello mientras no puedan reanudarse las clases presenciales.

Amílcar Cel Canul, coordinador del Conafe en esta ciudad, explicó que los jóvenes permanecerán dos días a la semana en las comunidades dando instrucciones y despejando dudas que los papás tengan con este nuevo sistema de educación al que obliga a adaptarse la contingencia sanitaria.

Agregó que no dejarán solos a los papás y los visitarán en estos días, casa por casa escuchando y resolviendo las dudas en esta etapa difícil que evita la concentración de los alumnos en los salones.

Indicó que tan solo la coordinación local, tiene a su cargo 47 comisarías, incluyendo a la de los municipios de Espita, Buctzotz y dos comunidades pertenecientes a Panabá, en donde los líderes para la educación comunitaria tendrán presencia para cumplir con esta difícil tarea.

Los jóvenes fueron previamente capacitados para esta labor y saben a las dificultades a las que se enfrentarán en este servicio que prestarán durante un ciclo escolar a cambio de obtener una beca económica para continuar sus estudios.

Algunos entrarán o saldrán el mismo día, pero los que se vayan a las comisarías apartadas donde además no existe transporte público, permanecerán ahí una noche y saldrán cada dos días, explicó el entrevistado.

La mañana de ayer acudieron en grupos por los cuadernillos con los que trabajarán, pues en varias comunidades no existe señal para conectarse a internet a través de un teléfono celular y a los padres de familia se les dificulta entender lo que verán en la televisión.

En las que exista señal de telefonía celular, formarán grupos de WhatsApp para que los líderes comunitarios estén en contacto con los papás y los alumnos durante este proceso de la nueva normalidad que modifica el sistema educativo.— ISAURO CHI DÍAZ

La extracción de crudo se desploma en México

No hay evidencia suficiente de usar plasma sanguíneo