in

Doble pena por los fallecimientos

Los deudos tienen que aclarar que no son por Covid-19

MOTUL.— El fallecimiento de una persona conocida en la comunidad genera preocupación en la sociedad al grado que familiares aclaran la razones del deceso, lo que se ha vuelto común en la ciudad ya que hay quienes lo relacionan con el Covid-19.

Anteayer, Tomás Koh Aké falleció a consecuencia de un derrame cerebral. En vida fue muy conocido y apreciado al ser integrante de la Liga Roja de Choferes de Motul.

Tras su deceso, familiares tuvieron que salir a informar que su muerte no fue a causa de la pandemia mundial.

Su hija Nubia Koh dijo: “Mi papá, Tomás Koh Aké, no falleció a causa de coronavirus como muchas personas piensan. Él falleció debido a un derrame cerebral por problemas familiares”.

En la ciudad se ha rumorado que las muertes recientes son a causa del Covid-19, lo que ha generado que familiares tengan que dar la cara para desmentir tales afirmaciones o comentarios.

Exigencia

Hasta antes de la pandemia, la pérdida de un conocido, familiar o personaje público se limitaba a condolencias; sin embargo, en estos tiempos de coronavirus la exigencia de la sociedad es saber la causa.

En las redes sociales se ha visto a internautas con perfiles falsos que exigen a las autoridades municipales publicar las razones de la muerte de casi cualquier persona e incluso la ubicación exacta de su domicilio, con el argumento de protegerse a sí mismos, familiares o quienes hayan tenido contacto con el difunto.— MIGUEL ÁNGEL CÁRDENAS PECH

 

Homilía dominical