in

Edil de Progreso, en desacato judicial

Empleados municipales bachean una calle

Se sigue el curso legal y el aviso de la multa

PROGRESO.— El jueves 10 pasado venció el plazo que el Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado y de los Municipios dio al Ayuntamiento de Progreso para que inscriba al personal ante el Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey), pero no cumplió con afiliarlos y ya cae en desacato, informó ayer Lincoln Palma Rodríguez, asesor jurídico del Sindicato de Empleados y Obreros del Municipio de Progreso.

Opinó que el alcalde Julián Zacarías Curi, como representante del Ayuntamiento, se convierte en una autoridad morosa, omisa y rebelde que camina en medio de arenas movedizas y, por incumplir con el mandato del tribunal, se hace acreedor de sanciones, multas que tendrá que pagar de su propio peculio personal.

El abogado recordó que el pasado 25 de noviembre el Ayuntamiento fue notificado oficialmente del veredicto de ese tribual, que le dio plazo de 10 días hábiles para inscribir en el Isstey a los integrantes del mencionado sindicato, que interpuso una demanda laboral y ganó el juicio.

Señaló que el licenciando Joaquín Gazca Medina, actuario del mencionado tribunal, perteneciente al Poder Judicial de Yucatán, notificó a la Comuna.

Afirmó que el plazo venció el jueves 10.

Informó que José Arcángel Ávila, líder del sindicato demandante, y él averiguaron ayer, en la sede del tribunal, que el Ayuntamiento no había cumplido con el mandato, así que el alcalde incurre en desacato y tendrá que pagar multas que van desde los 1,000 pesos hasta 1,900 veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal.

Días inhábiles

Agregó que el tribunal estará de vacaciones de mañana jueves al 4 de enero de 2021, así que en ese período no se podrá hacer nada y todo parece indicar que es una estrategia del alcalde para no cumplir con la sentencia judicial y el edil se empeña en no afiliar al Isstey a los empleados municipales.

Expresó que el sindicato informará a la Fiscalía del Estado que el alcalde incurrió en desacato judicial.

Al respecto, Zacarías Curi replicó ayer que el caso está en manos de los abogados y tiene entendido que, por estrategia legal, esperarán que se aplique el apercibimiento de imponer multa.

No hay fecha

Afirmó que el Cabildo tiene que sesionar para autorizar, en su caso, el gasto de lo que resulte del incidente de liquidación que está pendiente por desahogarse y no hay fecha para ello, porque ni siquiera se ha fijado día para la audiencia, así que el asunto va para largo.

“Por nuestra parte estamos dispuestos y anuentes a cumplir con todo lo que implica, pero al tiempo que marque la estrategia legal y no lo mediático, y como siempre atenderemos todo tal como corresponda, pues lo principal es la estabilidad de los trabajadores”, agregó el edil.— G.T.V.

Conductor vuelca y "desaparece" en la carretera Mérida-Motul