in , ,

El Caminante Guadalupano de Cansahcab, ya en casa

DON ISIDRO DURANTE SU TRAYECTO SUMA -CANSAHCAB Y A SU LLEGADA A LA IGLESIA DE CANSAHCAB

CANSAHCAB.- La comunidad de Casahcab recibió con ambiente festivo al “Caminante Guadalupano”, don Isidro Poot, quien desde el mes de septiembre pasado viajó de la comisaria de Santa María hasta la ciudad de México, para después regresar a pie hasta su comunidad de origen.

Tras visitar la basílica de Guadalupe, don Isidro emprendió su peregrinar a pie hasta su natal Santa María.


Hoy jueves, tras dejar a la comunidad de Suma de Hidalgo, una caravana de vehículos y motocicletas escoltó su camino hasta llegar al municipio de Cansahcab, donde cientos de personas de distintas edades formaron una valla humana de más de dos kilómetros para darle la bienvenida.

Leer.Recibe dos bicicletas gracias a peregrinos


A su paso, saludó a las personas que allí se encontraban, a su encuentro salían personas para tomarse la foto del recuerdo o simplemente para saludarlo y darle ese apretón de manos y abrazo de bienvenida.

DON ISIDRO DURANTE SU TRAYECTO SUMA -CANSAHCAB Y A SU LLEGADA A LA IGLESIA DE CANSAHCAB
DON ISIDRO DURANTE SU TRAYECTO SUMA -CANSAHCAB Y A SU LLEGADA A LA IGLESIA DE CANSAHCAB
DON ISIDRO DURANTE SU TRAYECTO SUMA -CANSAHCAB Y A SU LLEGADA A LA IGLESIA DE CANSAHCAB
DON ISIDRO DURANTE SU TRAYECTO SUMA -CANSAHCAB Y A SU LLEGADA A LA IGLESIA DE CANSAHCAB


Don isidro, acompañado de una gran multitud y de su imagen de la virgen de Guadalupe que traía a cuestas, ingresó al recinto parroquial San Francisco de Asís, donde se le recibió con pirotecnia, aplausos y música de mariachi.


Al llegar ante el altar de la morenita del Tepeyac, don Isidro se hincó ante la venerada imagen y rezó por unos instantes, realmente conmovido. Posteriormente fue objeto de diversas muestras de cariño por parte de todos los presentes.

Recomendada:
Yucateco, de la Basílica de Guadalupe a Cansahcab a pie

Tras permanecer en el recinto católico, emprendió su último tramo para llegar hasta la comisaria de Santa María, donde fue recibido por mucha gente.


Don Isidro Poot, tras recorrer una distancia a pie de poco más de mil cuatrocientos kilómetros, llego con bien a su comunidad de origen.


-Esta es una promesa que le hice a la virgencita de Guadalupe, ya que ella ayudó a sanar a uno de mis hijos, el cual estuvo en estado de coma debido a un accidente que sufrió, por lo que prometí ir cada año a la Basílica de Guadalupe y regresar caminando-expresó.

Síguenos en Google Noticias

Acusan al CAM de Motul por tirar leche a la basura (fotos)

Peregrinos abandonan a 29 perros en la Basílica de Guadalupe