in

El clima frena a los turistas, pero no a los comerciantes

El vehículo con que se limpia la playa Blue Flag de Progreso

Más afluencia en Progreso después del mediodía

PROGRESO.— El frente frío número 26, que trajo consigo nublados y lluvias frescas, ahuyentó a los paseantes de las playas de este puerto.

Las lloviznas que cayeron durante la mañana ocasionaron que solo contadas personas se animaran a visitar la playa, el flujo vehicular también fue escaso lo que facilitó que algunos automovilistas se estacionaran por breves momentos en la avenida para sacar fotos al mar.

En la zona del malecón los comercios, aunque abiertos, no tuvieron la afluencia deseada, al igual que algunos restaurantes donde a contadas personas se veía desayunar.

Muy pocas personas desafiaron el clima, entre ellas una pareja de turistas nacionales que aprovechó la playa solitaria para sacarse fotos encima de un columpio cerca del colorido letrero de Progreso.

Pero conforme las horas fueron pasando comenzaron a llegar más personas. Para el mediodía, ya se podía ver un poco más de gente en la zona turística, buscando un lugar dónde comer.

Para esa hora, tanto en la acera del malecón como la playa, ya se podía ver a vendedores ambulantes, que se acercaban a las escasas personas, cubiertas con chamarras o rompevientos, que descansaban bajo las palapas.— Iván Canul Ek

 

Moody's califica a Pemex como lastre

La depresión, asunto grave